Categorías
Ciencias Básicas Clínica Entretenimiento Interesante Post

¿Qué es el ritmo circadiano?

Todos  hemos escuchado alguna vez la expresión “reloj biológico”, y aun cuando no sabemos el mecanismo, la influencia o incluso la certeza de su existencia llegamos a intuir que existe una sincronización entre nuestro organismo y el medio ambiente de forma cíclica o repetida. En el campo científico desde hace ya un tiempo se le llama a este fenómeno ritmo circadiano.

¿Qué es el ritmo circadiano?

Desde un punto de vista más técnico, no es más que las oscilaciones de variables biológicas (cambios físicos, mentales, conductuales) que se producen en un organismo y que se enmarca en un período regular de 24 horas.

Esto quiere decir que nuestro “reloj interno” está en sintonía con el día y la noche, y esa sincronización es capaz de generar fenómenos biológicos tan importantes como el sueño, la liberación de hormonas, el comportamiento alimenticio, la temperatura corporal e incluso el crecimiento normal de células.

La controversia sobre el ritmo circadiano en los organismos comenzó a ceder a su favor a partir de los avances que lograra en 1729 el famoso astrónomo Jean-Jacques d’Ortous de Mairan. Este científico realizó investigaciones con la planta Mimosa púdica, estudiándola en condiciones de oscuridad y de iluminación.

Mairan observó que las mimosas abren sus hojas buscando la luz del sol hasta llegado un punto, que coincidía con el atardecer para luego cerrarse. El investigador descubrió que este ciclo se repetía incluso en habitaciones oscuras, aportando además que este fenómeno es regido por mecanismos endógenos.

A partir de ese punto muchos científicos a lo largo de la historia se interesaron por el tema, como es el caso del botánico Augustin Pyramus de Candolle, e incluso el muy conocido Charles Darwin en su estudio del movimiento de las plantas.

Pero sin lugar a dudas el avance más destacado en este campo lo realizaron los ganadores del Premio Nobel de Fisiología en el año 2017 Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young.

Aunque ya conocido el fenómeno del ritmo circadiano y sus efectos, estos investigadores aportaron vital conocimiento sobre su funcionamiento por lo que fueron premiados con el máximo galardón.

¿Cómo funciona el ritmo circadiano?

Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young utilizaron moscas de la fruta para aislar el gen que controla el ritmo biológico en función de los ciclos de día y noche. Este gen denominado gen período codifica una proteína llamada Proteína PER que se acumula en la noche y se degrada por el día, evidenciando junto a componentes proteínicos identificados posteriormente el funcionamiento de nuestro reloj biológico.

Actualmente son muchas las investigaciones que se llevan a cabo que orientan estos conocimientos hacia su efecto en la salud, basándose en la premisa de que cuando las personas son sometidas a horarios que alteran su ritmo circadiano pueden alterar la calidad de vida y actuar en contra de su propio bienestar.

En ese sentido además se avanza en nuevos campos como la cronoterapia y la luminoterapia, temas que trataremos en futuros posts.

Categorías
Destacada Formación Interesante Post Técnicas de estudio

6 consejos para ser mejores estudiantes de medicina.

6 consejos para ser mejores estudiantes de medicina.

Cuando entramos a un mundo tan exigente y competitivo como la medicina desde el primer día notamos que estamos en una verdadera “carrera” universitaria donde todos utilizan y perfeccionan sus habilidades para ser mejores estudiantes de medicina.

Uno de los factores que influye en el rendimiento es nuestro nivel de autoestima, la imagen que tenemos de nosotros mismos o que pensamos que las demás personas tienen sobre nosotros, increíblemente define la manera en que nos enfrentamos a los desafíos de nuestro bregar.

Una autoestima alta nos impulsa a intentar cosas que quizás en el pasado pensamos imposibles, tener en cuenta este simple factor nos puede convertir en mejores estudiantes de medicina.

¿Cómo mantener nuestra autoestima óptima y convertirnos en mejores estudiantes de medicina?

Pensar positivo es tu mejor opción.

Tener un pensamiento positivo es un paso importante si quieres mejores resultados. Cuando tenemos un vaso de agua lleno a la mitad podemos tener 2 visiones del mismo fenómeno diametralmente opuestas: la mayoría verá el vaso medio vacío, mientras los que tienen mente positiva describirán el vaso como medio lleno.

Pensar positivo hace que todo lo que hacemos parezca fácil obteniendo mejores resultados.

Las oportunidades están ahí, solo tienes que encontrarlas.

Cada momento de nuestras vidas está lleno de oportunidades que casi nunca explotamos porque somos incapaces de descubrirlas. Gastamos mucha más energía ocupándonos y lamentándonos de nuestros reveses, que buscando  nuevas oportunidades. Con lágrimas en los ojos las estrellas no se ven tan brillantes.

Perfecciona tus habilidades continuamente.

Los mejores estudiantes de medicina están constantemente perfeccionando sus habilidades y buscando mejorar sus resultados, aunque sea por poco.

Tu autoestima es alta cuando te piensas en ventaja con respecto a otros, y esa ventaja, esa seguridad en ti mismo, se puede mejorar si trabajas continuamente para lograr tus objetivos.

Tú eres tu mayor rival.

Es bueno tener un paradigma o ejemplo a seguir, pero compararse con los que te rodean e intentar competir contra ellos, puede convertirse en un error difícil de superar.

Si de verdad te anima competir contra alguien, ese alguien que andas buscando puedes ser tú mismo. Competir contra ti mismo es la mejor manera de superarte y el mejor camino a seguir.

Las metas las pones tú.

Plantearnos grandes y difíciles metas a cumplir puede ser peligroso para nuestra autoestima y desmotivador, en cambio, es recomendable plantearnos metas más realistas y clasificarlas en términos de cumplimiento.

Cada vez que cumplas con una meta verás que tu autoestima aumenta y te hace seguir adelante con mucho más impulso.

Ayudar a otros nos hace mejores estudiantes de medicina.

Si estudias medicina es porque tienes un alma caritativa, porque te gusta ayudar a otras personas, servirles.

Esa es la vida del médico, una forma de poder lidiar con el día a día de aprender y ejercer esta profesión milenaria, es alimentarnos anímicamente de la satisfacción que recibes cuando eres capaz de ayudar a alguien.

Convertirnos en mejores estudiantes de medicina no solo se trata de estudiar frenéticamente, de memorizar cada hueso o músculo del cuerpo humano, no se trata de saberte los criterios diagnósticos del Lupus Eritematoso Sistémico; se trata de mejorar como seres humanos, se trata de sortear todos los obstáculos que se presenten sin perder nunca el amor por la vida que debemos defender.

Categorías
Clínica Formación Historia de la medicina Interesante Post

Estudiantes de medicina, ¿son enemigos el método clínico y la tecnología?

Los estudiantes de medicina son el futuro de la profesión médica, una profesión que es tan antigua como la humanidad misma y que ha evolucionado de la mano del desarrollo social y científico – técnico.

Desde los albores del hombre primitivo la batalla más grande no ha sido contra el frío, el hambre ni contra las bestias, sino contra las enfermedades, esos “espíritus” misteriosos que acechaban al rudimentario hombre  en su paso por el tiempo.

Entender la fisiopatología de las enfermedades, comprender el padecimiento del enfermo para poder llegar a un diagnóstico certero y elegir el mejor tratamiento, basado en ese diagnóstico, ha sido el reto de la medicina a lo largo de la historia.

Imagina diagnosticar cualquier enfermedad común sin medios diagnósticos, sin criterios ni score basados en estudios científicos.

¿Difícil verdad?

En ese contexto comienzan a modelarse las bases del método clínico, que hace énfasis en la relación casual, la observación y el conocimiento empírico (errado en no pocas ocasiones). Comienza a forjarse también la relación médico – paciente, el proceso más importante que deben aprender a construir los estudiantes de medicina.

El surgimiento de la clínica moderna.

En el siglo XVIII surge y se desarrolla de forma convulsa la clínica moderna. Todo el conocimiento acumulado en los siglos anteriores se consuma en una generación de jóvenes médicos que integran esos conocimientos, establecen síntomas y signos, crean maniobras para mejorar el examen físico, clasifican y ordenan los hallazgos para después poder describir  el curso clínico de la enfermedad.

En la década del ´60 del siglo XIX un  médico francés Claude Bernard escribe su gran obra: “Introducción a la Medicina Experimental”, donde plantea el método científico. Sus principales postulados, aplicados al paciente de forma rigurosa, dan origen al método clínico.

Durante todo este recorrido el médico, para ejercer su profesión, se tenía que valer únicamente de sus sentidos, del lenguaje y de la perspicacia de su mente.

El siglo XX revolucionó la ciencia y la técnica; si piensas en 10 científicos importantes, en cualquier rama de la ciencia, de seguro al menos 6 estaban vivos en 1950. Los avances tecnológicos llegaron hasta la práctica médica como complementos para ayudar y precisar los resultados del método clínico.

¿En qué momento aquellos incipientes exámenes complementarios comenzaron a hacer peligrar el método clínico?

No parece existir una línea o límite preciso de este fenómeno, poco a poco la relación médico–paciente se ha visto desplazada en muchos momentos por el triunvirato médico–máquina-paciente.

Los estudiantes de medicina cada día prestan más atención e invierten más tiempo aprendiendo escalas pronósticas y/o diagnósticas basadas principalmente en exámenes complementarios.

Muchas escuelas de medicina en todo el mundo, esclavizadas por las grandes empresas de investigación biomédicas, le brindan una especial atención al uso y la interpretación de los nuevos adelantos tecnológicos, dejando rezagada la enseñanza y el uso del método clínico.

¿Son enemigos el método clínico y la tecnología?

Absolutamente NO, los adelantos tecnológicos constituyen los aditamentos perfectos para disminuir el margen de error en la práctica médica.

Los resultados obtenidos de la entrevista médica, la inspección, la palpación, la percusión y la auscultación (habilidades que deben desarrollar los estudiantes de medicina durante su aprendizaje), orientan hacia qué test o procedimiento complementario utilizar para confirmar la sospecha diagnóstica.

La medicina de precisión que necesitamos se debe basar en el enriquecimiento del método clínico a partir del uso de la tecnología.

Un último mensaje para los estudiantes de medicina:

Recuerden que no existen enfermedades sino enfermos, lo que significa que las enfermedades pueden manifestarse de formas diferentes para cada persona, por eso lo más importante es la relación médico-paciente, la aplicación precisa del método clínico y el uso cabal de la tecnología como complemento.

Si te gusta el post DALE LIKE, COMENTA y COMPARTE.

 

Categorías
Clínica Destacada Formación Post Técnicas de estudio

¿Cuál es el mejor libro de medicina interna?

Elegir por cuál libro estudiar una asignatura tan compleja e importante como medicina interna muchas veces nos quita el sueño. De todas las materias que tenemos que rendir en la universidad médica esta es la más importante, una especie de piedra angular, “la madre de todas las demás materias”, el “tronco” de ese gran árbol que es la medicina.

El contenido de esta asignatura es interminable, un mar de conocimiento que debes aprender a surcar para hallar “islas” (contenido más importante) que nos ayuden a superar todos los exámenes que se nos atraviesen.

Ahora si eres residente de medicina interna como yo (o piensas dedicarte a esta especialidad) tienes un reto mayor, pues un pequeño párrafo, en un capítulo, en las profundidades de un libro de más de 1000 páginas pudiese ser la respuesta para el diagnóstico que ando buscando.

Este es un post que me cuesta mucho trabajo escribir debido a que clasificar libros o decir cuál es el mejor es problemático, tampoco me gusta reciclar opiniones de otros en mis posts, así que voy a poner en esta lista los que uso habitualmente.

Cuando estudias cualquier tema en medicina interna hoy en día tienes a tu alcance un número increíble de bibliografía (alguna importante, otra inútil) pero sin lugar a dudas hay libros de cultos que no deben faltar en tu librero. Aquí te dejo una pequeña lista de esos libros.

Por supuesto no es una lista definitiva ni nada por el estilo, tampoco están organizados en un ranking, pero son los libros que te recomiendo para estudiar medicina interna.

1.Goldman-Cecil.Tratado de Medicina Interna.

El santo grial de la medicina interna, este libro escrito inicialmente en 1927 es toda una obra de arte que ha ido actualizándose en el tiempo sin perder el “toque” magistral de sus descripciones fisiopatológicas. La organización del libro es otro aspecto a destacar, comienzas a leer y da gusto, hasta logras entretenerte debido a que algunos capítulos parecen estar escritos para entretener al lector mientras aprende.

2.Harrison. Principios de Medicina Interna.

Un libro del mundo anglosajón que quizás no cuenta con el aire poético de otros libros en esta lista, tiene a su favor que incluye temas difíciles  de encontrar en otros. Secciones como etiología, estadísticas y causas de enfermedades hacen de este un libro imprescindible.

3.Farreras Rozman. Medicina Interna.

Este es un referente de la producción literaria en idioma español, publicado por primera vez hace  90 años, recoge el trabajo de casi 400 especialistas que nos ofrecen un libro muy completo para el estudio de la medicina interna, con capítulos muy completos y un montón de recursos útiles para aprender la teoría y conocer su aplicación directa en la práctica médica.

4.Manual Merck. Diagnóstico y Terapéutica.

Un libro que recoge más de 100 años de conocimiento médico, el cual se encuentra estructurado de manera que puedes encontrar cualquier contenido de forma rápida, un recurso ideal para consultas rápidas. Es uno de los libros de medicina más vendido en el mundo.

Algunos capítulos son tan fáciles de leer que hacen que parezca fácil aprender medicina.

5.Roca Goderich. Temas de Medicina Interna.

Portada de libro de medicina

Sería injusto no incluir en esta lista este libro muy utilizado en la educación médica superior en Cuba y que por tanto ha ayudado a formar estudiantes de más de 100 países.

Presenta temas repletos de fragmentos de historia de la medicina y es un referente de la aplicación del método clínico en la práctica médica diaria. Actualizado en el 2018 es un libro a tener en cuenta.

Si te gusta el post dale LIKE, COMENTA en el blog y COMPARTE.

Nota: los enlaces e imágenes del post te direccionan hacia Amazon, en ese sitio puedes comprar online cada uno de estos libros.

¿Qué ventaja tiene comprarlo? Pues que al comprarlo la mayoría de las veces vienen con complementos adicionales de aprendizaje.

No obstante si no puedes conseguirlo por esta vía, contacta con nosotros y te ayudamos.

Categorías
Entretenimiento Formación Interesante Post

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es un tratamiento que se basa en los efectos beneficiosos del gas ozono en el organismo.

Esta práctica es considerada una terapia natural, muy efectiva contra bacterias y para la regeneración celular al funcionar como antioxidante en nuestro cuerpo.

¿Qué es el ozono?

El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno.

El ozono medico es una mezcla de un cinco por ciento como máximo de ozono y un noventa y cinco por ciento de oxígeno.

Al estar formado por oxígeno, el ozono incrementa la liberación de este en el organismo, necesario para mantener adecuadas las funciones celulares y metabólicas.

Una aplicación única o repetida de este compuesto en concentraciones y cantidades pequeñas, desarrolla un efecto biológico benéfico y eficaz.

En nuestro cuerpo se produce una reacción química inmediata generándose los segundos mensajeros denominados ozónidos. Estos desencadenan a su vez una serie de reacciones metabólicas que al final dan lugar efectos beneficiosos:

-Un mejor abastecimiento de oxígeno en el organismo.

-La movilización del sistema inmune actuando ante infecciones evidenciando su acción bactericida, antivírica y antifúngica.

-Activación de los antioxidantes del organismo y captores de radicales libres.

Además de estas funciones el ozono presenta propiedades analgésicas, ya que, el dolor, en muchas ocasiones no es más que la disminución o carencia de oxígeno en los tejidos, por lo que con la mejora del metabolismo celular se evidencia una notable disminución del dolor e inflamación en los tejidos.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

La ozonoterapia se indica para tratar diversas afecciones entre las que destacan: las hernias discales, la arterioesclerosis, la fibromialgia reumática, los trastornos en la cicatrización, las ulceras por trastornos circulatorios, lumbalgias y artrosis.

Se ha utilizado además para combatir afecciones de la piel como el acné, eccemas, infecciones de herpes simple y herpes zoster.

Incluso se ha utilizado contra la obesidad, como apoyo en Oncología por su actividad antitumoral y para disminuir los efectos negativos del tabaquismo.

Este gas se descompone fácilmente y no deja residuos tóxicos puesto que todo se transforma en oxígeno.

Es una verdadera alternativa para el tratamiento farmacológico convencional ya que no tiene efectos adversos y muy pocas contraindicaciones que son los casos de favismo, hipertiroidismo no controlado, la trombocitopenia, los estados convulsos y en el embarazo.

¿Cómo se aplica?

Las concentraciones y el modo de aplicación varían enormemente en función del problema a tratar, esto determina el tipo de efecto biológico a producir y el ámbito de acción en el organismo respectivamente.

Para su aplicación destacan dos formas de administración:

Local: en la que se coloca sobre la zona en cuestión una campana plástica o de cristal donde se deja fluir el ozono, esta vía se emplea principalmente para las úlceras.

Sistémica: en la que se inyecta el ozono para que ejerza su acción desde el interior.

En este caso puede consistir en una inyección intramuscular, subcutánea, paravertebral e interarticular.

Comparte el post y dejanos saber tu opinión en los Comentarios. No olvides Compartirlo con tus amigos.

 

 

Categorías
Entretenimiento Historia de la medicina Interesante Post

¿Qué es la medicina homeopática?

En la actualidad, no es poco frecuente encontrarnos con procedimientos o prácticas no probadas por el método científico, que afirman presentar efectos sanadores en el organismo. Aun corriendo el riesgo de que su accionar no vaya más allá del provocado por el efecto placebo, no son pocas las personas alrededor del mundo las que afirman y están convencidas de su efectividad.

Hablo de las llamadas terapias alternativas, concepto que engloba prácticas tales como la Homeopatía, la Ozonoterapia, la Quiropraxia, la Acupuntura, la Medicina Aryuvédica entre otras muchas.

Aunque algunas de ellas son fuertemente criticadas por la comunidad científica, en todo el mundo, son utilizadas generalmente para complementar el tratamiento de la medicina convencional.

Este es el caso de la Homeopatía, herramienta terapéutica basada en el fenómeno de la similitud y en el uso de sustancias medicinales en muy pequeñas dosis.

¿Qué es la homeopatía?

Creada por el alemán Samuel Hahnemann hace más de 200 años, tiene como pilar fundamental la idea de que si una sustancia es capaz de producir síntomas de enfermedad en personas sanas, cuando se administra en ínfimas dosis a sujetos enfermos, desencadena reacciones reguladoras, reparadoras y curativas aliviando los desórdenes similares que puede generar.

La segunda premisa que maneja esta rama de la medicina consiste en que mientras más se diluya esta sustancia, más potente será su efecto, lo que explica el proceso de fabricación de sus medicamentos.

¿Qué es un medicamento homeopático?

Compuestos que se elaboran a partir de sustancias minerales como el fosforo o el azufre; de extractos de plantas como la Belladonna, el Arnica o la Pulsatilla e incluso de sustancias de origen animal provenientes de abejas y otros.

Estas materias primas son sometidas a un procedimiento específico que incluye pasos sucesivos de maseración, dilución y agitación que llevan las concentraciones iniciales de principios activos a niveles muy muy bajos en el producto terminado.

Precisamente es esta forma de preparación y este el argumento en que se basan sus detractores para declarar a la Homeopatía una pseudociencia.

En esta polémica sus defensores afirman que aunque al final solo queda agua, a través del proceso de dilución el agua cambia su estructura y desarrolla memoria de la sustancia original lo que otorga poder curativo.

¿Cómo se administran estos medicamentos?

Se pueden utilizar de diversas maneras. La forma más común y tradicional es la de pequeños gránulos o pastillitas de sacarosa impregnados con el medicamento.

También se utilizan combinaciones de sacarosa y lactosa, además se usan gotas con alcohol, gotas sin alcohol. Todas estas formas se crean de manera que al introducirlas en la boca se puedan disolver rápidamente.

Existen otras presentaciones de estos medicamentos en cremas, pomadas, colirios y lociones.

¿Qué beneficios esperamos de un medicamento homeopático?

En primer lugar, la respuesta al tratamiento homeopático necesita de un tiempo para manifestarse. Todo depende de la capacidad de reacción del organismo y por supuesto de la gravedad de la enfermedad.

Es muy característico que la respuesta sea gradual y con altibajos. En enfermedades de larga duración, más tiempo de tratamiento logra mejorías más estables y profundas, y el paciente suele percibir un aumento progresivo del bienestar.

Partiendo desde la dirección de que la medicina convencional pasado un punto puede ser peligrosa, la Homeopatía (sobre todo en problemas menores) reduce los riesgos asociados a cualquier tratamiento médico que involucre fármacos y cirugías, pero dando a su vez alivio al paciente.

¿Tratamiento homeopático y convencional son compatibles?

Por supuesto que son compatibles, de hecho en la mayoría de las situaciones resultan complementarios y es muy ventajoso combinarlos. Cada modalidad terapéutica tiene sus indicaciones y limitaciones, por lo que es beneficioso buscar los puntos fuertes y beneficios distintivos y usarlos para lograr mejoría en el paciente.

Es de vital relevancia el juicio clínico y las preferencias de los pacientes en estas situaciones para lograr la mejor estrategia en cada caso.

Si te gustó el post DALE LIKE, DEJA TU COMENTARIO y COMPARTE para más temas como este.

Categorías
Clínica Formación Pediatría Post

Estudiar medicina. Algoritmo diagnóstico de la ictericia neonatal.

Se conoce como ictericia a la coloración amarilla de piel y mucosas, en el neonato aparece cuando la bilirrubina sérica es mayor de 4 mg/dl. Al estudiar este tema en pediatría son múltiples sus clasificaciones, que se basan sobre todo en el período en que aparecen y el predominio de bilirrubina constatado mediante exámenes complementarios.

En esta ocasión­ proponemos un algoritmo diagnóstico para aplicar en recién nacidos con ictericia, que de seguro será de mucha ayuda en tu estudio y en el ejercicio futuro como médico.

En primer lugar medir cifras de bilirrubina e identificar si predomina la bilirrubina directa o indirecta:

Aumento de la bilirrubina directa.

Si se constata predominio de bilirrubina directa las posibles causas serían:

  • Infecciones intrauterinas (Toxoplasmosis, Citomegalovirus, Herpes Virus, Sífilis, Rubeola)
  • Hemólisis masiva.
  • Déficit de alfa1 antitripsina.
  • Galactosemia.
  • Atresia de vías biliares.
  • Quiste coledociano.

Aumento de la bilirrubina indirecta.

En caso de que predomine la bilirrubina indirecta, primeramente se debe realizar prueba de Coombs que al resultar positiva el íctero estará en relación con:

  • Conflicto (isoinmunización) Rh, ABO y otros grupos sanguíneos.
  • Si resulta negativa la prueba de Coombs se debe medir la hemoglobina:

    Si resulta normal o baja: se debe indicar conteo de reticulocitos, que al resultar aumentado habría que analizar la forma de los hematíes mediante una lámina periférica, donde podrían aparacer alteraciones eritrocitarias como:

    • Esferocitosis.
    • Estomatocitos.
    • Eliptocitos.
    • Depranocitos y otras.

    Si el estudio antes referido resulta normal la ictericia pudiera estar en relación a una:

    • Coagulación Intravascular Diseminada (CID).
    • Asfixia neonatal.
    • Grandes hematomas.
    • Disminución del flujo biliar con enlentecimiento de la excreción del pigmento.
    • Circulación enterohepática aumentada por retardo en la expulsión de meconio.
    • Inadecuado ingreso de calorías.
    • Déficit enzimáticos como de Glucosa 6 Fosfato Deshidrogenasa (G6PD) y de Piruvatokinasa (Pk) entre otras.

    Si se prolonga la hiperbilirrubinemia con un conteo de reticulocitos normal, esta debe estar en relación a:

    • Síndrome de Gilbert.
    • Síndrome de Crigler Najjar.
    • Síndrome de Down.
    • Hipotiroidismo.
    • Por lactancia materna.Si las cifras de hemoglobina son muy elevadas las causas más frecuentes son:
      • Retardo en el pinzamiento del cordón.
      • Paso de sangre entre gemelos o materno fetal.
      • Recién nacidos pequeños para su edad gestacional entre otras.

      Recordar siempre que la ictericia neonatal fisiológica aparece después de las primeras 24 horas de vida, son considerados como límites máximos de bilirrubina en el recién nacido a término 12mg/dl y en el caso del pretérmino 15mg/dl, alcanza su máxima expresión en el cuarto día, disminuye hacia finales de la primera semana, no requiere tratamiento médico específico y generalmente es de buen pronóstico.

Categorías
Formación Post Técnicas de estudio

6 malos hábitos de estudio que disminuyen tu rendimiento.

Estudiar medicina es pasión, es ciencia y sobre todo es arte.La cantidad de contenido que tiene que dominar un estudiante de medicina cada año que pasa aumenta, volviéndose una odisea pasar todas las asignaturas sin llevarse una mala nota o suspender.Un importante por ciento de nuestro tiempo en la universidad médica es dedicado a  jornadas maratónicas de estudio “no productivo” que al final conducen a un estado de neurastenia que hace que odiemos la asignatura y hasta la medicina ajajaja.¿Tienes que ser un superdotado para alcanzar buenas notas sin dedicar todo tu tiempo al estudio?Claro que NO. Es cierto que determinadas personas nacen con habilidades cognitivas que van madurando con el tiempo y logran dominar mucho contenido en muy poco tiempo e incluso alcanzar determinado nivel de “experticia académica” en determinados temas.Pero incluso  estos “genios” necesitan clavar los “codos sobre la mesa”.La mayoría de los mortales que estudian medicina en el mundo entero deben estudiar muchísimo para alcanzar altas calificaciones.¿Tiempo de estudio = Resultados?

sildenfil kaufen online

Rotundamente NO. Tus resultados dependen del  tiempo de “estudio efectivo” y de las habilidades que has ganado a lo largo de los años.Cometer errores mientras estudiamos supone malgastar el valioso tiempo de nuestra juventud, si nos fijamos en nuestros colegas de clase notaremos que siempre hay un grupo que se la pasa estudiando a toda hora y nunca alcanza sobresaliente.Te preguntarás: ¿Aprenden más lento?¿No saben estudiar?Casi siempre la respuesta versa por la segunda interrogante.En este post te dejamos 6 errores comunes cometidos por muchos estudiantes que disminuyen su rendimiento.

Errores frecuentes:

1. Estudiar rodeado de distracciones.

No todos los lugares ni todos los momentos son óptimos para estudiar.Es recomendable cualquier espacio y momento para darle una lectura somera al contendido que debes aprender pero hasta ahí.Para que tu tiempo de estudio sea efectivo debes elegir un lugar tranquilo, sin ruidos estridentes, poner el móvil fuera de nuestro campo visual (para no caer en la tentación jajajaja).De preferencia estudiar en el mismo sitio siempre, de esta manera tu cerebro se programa para entrar en modo “estudio” cada vez que estés ahí.

2. Estudiar en grupos.

En la universidad estudiar en grupos es un suicidio académico, ayudar a un colega de tu clase es recomendable siempre, pero estudiar eficazmente es improbable.Un grupo de estudiantes significa muchas distracciones, siempre en todo grupo están algunos más avanzados, otros rezagados lo cual hace que la velocidad de estudio óptima para ti deba ser suplantada por la velocidad de estudio average.Así que te quedas por debajo o te vas por encima de tus habilidades.Por último lo más peligroso de estudiar en grupos: los “trolls” que se la pasan distrayendo a los demás o desviando la atención hacia temas colaterales sin ninguna importancia.

3. Hacer resúmenes.

Muchos estudiantes adoran tener cuadernos repletos de resúmenes de las diferentes asignaturas, una especie de libros de texto suplementarios.Vivir para crear resúmenes (que por su extensión no lo son) es frecuente, yo nunca los utilicé y  te aconsejo que tampoco gastes tu valioso tiempo de estudio en una tarea tan poco productiva.El ejercicio de demostración que te sugiero hacer (si eres de los defensores y amantes de los resúmenes) es el siguiente:Después que termines de: leer este post, darle LIKE, compartirlo en las redes sociales,  y comentar.Comienza a medir el tiempo que inviertes en resumir cualquier tema de estudio, vas a descubrir lo mismo que yo: en el tiempo que inviertes en crear tu resumen puedes aprender entre el 75% – 100% del contenido.Recuerda que el tiempo es tan valioso como el oxígeno cuando estudias medicina.

4. No utilizar dibujos y esquemas propios.

Memorizar un proceso enzimático, los detalles anatómicos del humero y la fisiopatología de la neumonía requiere de realizar la transducción del lenguaje escrito a la representación gráfica, un proceso complicado y difícil para nuestras neuronas.Es mucho más fácil realizar esta conversión al instante mediante dibujos temáticos y esquemas propios.Destaco la última palabra debido que hoy en día podemos encontrar en libros de texto y en sitios web infinidad de esquemas y dibujos temáticos sobre casi cualquier tópico.Sin embargo te recomiendo construir tú mismo los que vaya a utilizar.Al principio puede parecer complicado pero al poco tiempo verás que es muy fácil hacerlo.

5. No “medir” lo que has aprendido.

Piensa en un futbolista que pasa horas y horas practicando gambetas y tiros a puerta en movimiento o pases al espacio, puede entrenar durante un año y ejecutar magistralmente estas acciones pero solo sabrá si el entrenamiento ha sido efectivo cuando juegue.No es lo mismo el entrenamiento (donde no hay presión si algo sale mal) que el juego decisivo (donde tienes el público encima, once jugadores tratando que lo hagas mal, y muchísima tensión).Salvando diferencias no es lo mismo estudiar y pensar que dominas todo el contenido y que estas preparad@, a estar frente al examen en ese momento exacto en que lees el temario y comienza la tensión.Te recomiendo 2 formas de “medir” lo que has aprendido:

  • Repasa a tus amigos que necesiten de ayuda.
  • Busca pruebas anteriores, seminarios, preguntas de control y cuestionarios sobre el tema e intenta enfrentarte a todos. Verás que con este ejercicio eliminas muchas lagunas del contenido.

6. Segmentar el contenido.

Un error frecuente es dedicar una cantidad de tiempo desmedida a unos pocos tópicos (20%) de la asignatura para después realizar una maratón y pasarle la vista al otro 80%.Quedando mucho contenido importante que no estudiamos a fondo.Ese pensamiento de: “me lo voy a estudiar una vez bien, para no tener que tocar ese tema más”, es simplemente una locura.Para aprender un contenido debes relacionarte con el usualmente y ponerlo en práctica de lo contrario nuestro cerebro “entiende” que no lo necesitamos y lo manda directamente a la “papelera de reciclaje” de nuestra memoria.Es mucho más recomendable realizar una lectura ligera de todo el contenido que debemos aprender para al menos tener idea de la densidad de cada tópico y a partir de ahí poder planificar nuestro tiempo de estudio.Después de planificar todo (teniendo en cuenta por supuesto el calendario de exámenes) comenzamos a barrer tema a tema.Hasta aquí el post de hoy.Espero que te guste, que le saques provecho y que ayudes a crecer esta comunidad de estudiantes.

Categorías
Clínica Formación Post

Estudiar medicina. Regla mnemotécnica para el manejo de la pancreatitis aguda.

El manejo de la pancreatitis aguda supone un reto de aprendizaje para estudiantes de medicina (y para los médicos en la práctica clínica) debido a la cantidad de variables que se deben tener en cuenta para el diagnóstico, clasificación, pronóstico y manejo de esta afección.

En este post no vamos a adentrarnos en el diagnóstico ni en la aplicación de las múltiples escalas pronósticas que se pueden aplicar en el manejo del paciente con pancreatitis  aguda.

Les dejo una regla mnemotécnica que me gusta muchísimo y que nos ayuda a recordar pasos importantes en el abordaje terapéutico de esta enfermedad, dependiendo como siempre del estado del paciente.

Con el acrónimo PANCREAS (del inglés) desarrollamos el siguiente contenido:

Perfusión.

Hidratación con el objetivo de mantener una diuresis superior a 0,5ml/kg/h, estabilidad hemodinámica y una saturación de oxígeno por encima de 95%.

Hidratar es todo un arte y es de vital importancia la evaluación continua y el reconocimiento de enfermedades concomitantes (insuficiencia cardíaca, enfermedad renal crónica,…) para reducir y/o aumentar la cantidad de líquido.

Analgesia.

Aliviar el intenso dolor que presenta el paciente debe ser uno de los principales objetivos, se puede utilizar una escala analgésica hasta llegar a utilizar opiáceos.

Nutrición

Vía oral suspendida en las primeras 24 – 48 horas como mínimo en dependencia de la evolución clínica del paciente.

Colocar sonda nasogástrica (lo óptimo sería nasoyeyunal).

Clínica evolutiva:

En este apartado se refiere a realizar las evaluaciones clínicas, químicas invasivas y no invasivas con el objetivo de aplicar las diferentes escalas de clasificación y pronósticas.

Determinar desde los primeros momentos algún daño en órganos diana de la autonomía (riñones, corazón y sistema vascular, pulmones).

Radiología.

Ecografía abdominal de urgencias para evaluar la presencia de litiasis vesicular, alteraciones del páncreas e intraabdominales debido a la inflamación o a colecciones de líquido.

También es importante la realización de TAC contrastada en las primeras 72 horas de haber comenzado el dolor.

ERCP.  (CEPRE en español)

Realizar este procedimiento es recomendable cuando existe una pancreatitis aguda con obstrucción del colédoco dentro de las primeras 72 horas (precoz).

En alguna literatura se aconseja CEPRE urgente (en las primeras 24 horas) cuando existen signos evidentes de colangitis.

Antibioticoterapia.

Existe determinada controversia con respecto a cuándo comenzar el uso de antibióticos en pacientes con este padecimiento, el momento y los criterios pueden tener variaciones de un lugar a otro en dependencia de la visión de los protocolos de actuación existentes.

Surgery (Cirugía en español)

La aparición de Fallo Múltiple de Órganos asociado a necrosis pancreática que no responde a tratamiento, la necrosis infectada, perforación intestinal o hemorragia debido a un episodio de pancreatitis obliga a tomar una conducta quirúrgica.

Pues aquí tenemos una nueva regla mnemotécnica para añadir a nuestro arsenal de estudio.

El presente post tiene como objetivo mostrar la mnemotecnia en cuestión, todas las semanas estaremos publicando nuevos recursos si te interesa un contenido o tema en específico entonces:

DALE LIKE, COMENTA, COMPARTE y CONTACTA CON NOSOTROS.

 

  

Categorías
Entretenimiento Formación Historia de la medicina Interesante Post

5 epidemias que azotaron a la humanidad.

A lo largo de la historia de la humanidad diversas han sido las enfermedades que han causado miles e incluso millones de víctimas alrededor del mundo. Este es un repaso de las 5 enfermedades que discriminando fronteras se han convertido en episodios muy tristes en la historia de la medicina.

La peste de la Guerra del Peloponeso.

También conocida como “la peste de Atenas”, se dice fue la primera gran epidemia  de la que se tenga registro, aproximadamente en el 430 a.C. Aunque no está claro el número total de víctimas, los especialistas calculan que como consecuencia de ella murió un tercio de la población la Grecia Antigua.

Mientras Atenas y Esparta enfrentaban a sus ejércitos por el control del Mediterráneo, es probable que el virus haya llegado en los barcos del puerto de El Pireo, después de haberse originado en Etiopia.

Según investigaciones recientes, esta enfermedad, fue en realidad una epidemia de fiebre tifoidea, enfermedad provocada por la bacteria Salmonella tiphy.

La peste bubónica.

Esta mortífera enfermedad se contagia a través de las pulgas de las ratas infectadas por el bacilo de Yersinia pestis.

Aunque la enfermedad tiene victimas hasta en nuestros días, lo cierto es que a lo largo de sus  1.500 años de historia, ha habido varios brotes, con mayores o menores consecuencias, y se calcula que ha cobrado la vida de 200 millones de personas en total.

La conocida como Plaga de Justinano pasó a la historia como la primera expansión de esta peste, ocurrida entre los años 541 y 542 d.C.

La peste negra.

Conocemos con el nombre de Peste Negra, a la gran epidemia que desde 1347 a 1350 azotó a casi todo el continente europeo. Es otro tipo de peste causada por el bacilo de Yersinia.

Todo induce a pensar que la epidemia provenía de Asia, probablemente de la India, y que llegó a Europa como consecuencia de los contactos comerciales que las grandes potencias mercantiles de Italia a sostenían con el próximo oriente. Se estima que causó hasta 25 millones de muertes, muy cerca de la mitad de la población mundial en esos momentos.

La gripe española.

Esta letal pandemia fue una de las más graves de la historia moderna. Esta gripe acabó con la vida de entre el 3% y el 6% de la población mundial en  solo un par de años. Es decir, entre 1918 y 1920 se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas  en todo el planeta, ahondando aún más los estragos causados por la Primera Guerra Mundial.

España, fue el primer país en informar de su existencia y consecuencias, ya que otros países como Francia, donde puedieron surgir los primeros casos, censuraban la información para evitar desmoralizar a la población.

Distintas investigaciones han determinado que el virus de esta pandemia surgió poco antes de 1918 a partir de la adquisición de material genético de un virus de la gripe aviar por el virus H1 humano circulante, que probablemente había entrado en contacto con la población humana algunos años antes.

La viruela.

Es una enfermedad infecciosa causada por el virus Variola, y no solo ha sido la pandemia que más muertos ha  causado en la historia de la humanidad, sino que además ha dejado a millones de personas con marcas imborrables en la piel.

Esta enfermedad provoca  la aparición de numerosas pústulas por todo el cuerpo. La muerte llega por fiebre alta, deshidratación y complicaciones derivadas.

La viruela llegó a ser tan letal que solo el 30% de los infectados lograba recuperarse.

El de la viruela es un virus que solo afecta a humanos (en su variante infecciosa), y su transmisión es muy parecida a la del Ébola: mediante  fluidos corporales y contacto directo. La enfermedad, según se calcula, ha matado a más de 300 millones de personas a lo largo de su existencia.

Afortunadamente se considera como una de las dos enfermedades, junto a la peste bovina, ‘erradicadas’.

¿Te pareció interesante este post? Comenta y comparte.