Categorías
Entretenimiento Formación Historia de la medicina Interesante Post

5 epidemias que azotaron a la humanidad.

A lo largo de la historia de la humanidad diversas han sido las enfermedades que han causado miles e incluso millones de víctimas alrededor del mundo. Este es un repaso de las 5 enfermedades que discriminando fronteras se han convertido en episodios muy tristes en la historia de la medicina.

La peste de la Guerra del Peloponeso.

También conocida como “la peste de Atenas”, se dice fue la primera gran epidemia  de la que se tenga registro, aproximadamente en el 430 a.C. Aunque no está claro el número total de víctimas, los especialistas calculan que como consecuencia de ella murió un tercio de la población la Grecia Antigua.

Mientras Atenas y Esparta enfrentaban a sus ejércitos por el control del Mediterráneo, es probable que el virus haya llegado en los barcos del puerto de El Pireo, después de haberse originado en Etiopia.

Según investigaciones recientes, esta enfermedad, fue en realidad una epidemia de fiebre tifoidea, enfermedad provocada por la bacteria Salmonella tiphy.

La peste bubónica.

Esta mortífera enfermedad se contagia a través de las pulgas de las ratas infectadas por el bacilo de Yersinia pestis.

Aunque la enfermedad tiene victimas hasta en nuestros días, lo cierto es que a lo largo de sus  1.500 años de historia, ha habido varios brotes, con mayores o menores consecuencias, y se calcula que ha cobrado la vida de 200 millones de personas en total.

La conocida como Plaga de Justinano pasó a la historia como la primera expansión de esta peste, ocurrida entre los años 541 y 542 d.C.

La peste negra.

Conocemos con el nombre de Peste Negra, a la gran epidemia que desde 1347 a 1350 azotó a casi todo el continente europeo. Es otro tipo de peste causada por el bacilo de Yersinia.

Todo induce a pensar que la epidemia provenía de Asia, probablemente de la India, y que llegó a Europa como consecuencia de los contactos comerciales que las grandes potencias mercantiles de Italia a sostenían con el próximo oriente. Se estima que causó hasta 25 millones de muertes, muy cerca de la mitad de la población mundial en esos momentos.

La gripe española.

Esta letal pandemia fue una de las más graves de la historia moderna. Esta gripe acabó con la vida de entre el 3% y el 6% de la población mundial en  solo un par de años. Es decir, entre 1918 y 1920 se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas  en todo el planeta, ahondando aún más los estragos causados por la Primera Guerra Mundial.

España, fue el primer país en informar de su existencia y consecuencias, ya que otros países como Francia, donde puedieron surgir los primeros casos, censuraban la información para evitar desmoralizar a la población.

Distintas investigaciones han determinado que el virus de esta pandemia surgió poco antes de 1918 a partir de la adquisición de material genético de un virus de la gripe aviar por el virus H1 humano circulante, que probablemente había entrado en contacto con la población humana algunos años antes.

La viruela.

Es una enfermedad infecciosa causada por el virus Variola, y no solo ha sido la pandemia que más muertos ha  causado en la historia de la humanidad, sino que además ha dejado a millones de personas con marcas imborrables en la piel.

Esta enfermedad provoca  la aparición de numerosas pústulas por todo el cuerpo. La muerte llega por fiebre alta, deshidratación y complicaciones derivadas.

La viruela llegó a ser tan letal que solo el 30% de los infectados lograba recuperarse.

El de la viruela es un virus que solo afecta a humanos (en su variante infecciosa), y su transmisión es muy parecida a la del Ébola: mediante  fluidos corporales y contacto directo. La enfermedad, según se calcula, ha matado a más de 300 millones de personas a lo largo de su existencia.

Afortunadamente se considera como una de las dos enfermedades, junto a la peste bovina, ‘erradicadas’.

¿Te pareció interesante este post? Comenta y comparte.

Categorías
Ciencias Básicas Entretenimiento Formación Historia de la medicina Interesante Post

6 novelas para estudiantes de medicina en el tiempo libre.

Sugerente el título: “6 novelas para estudiantes de medicina en el tiempo libre”, principalmente la parte de: “…en el tiempo libre”. Muchos deben estar pensando en estos momentos:

¿Los estudiantes de medicina tienen tiempo libre?

Pues la verdad es que no mucho, pero siempre hay que tomar un respiro para volver a la carga. Poder escapar de los largos textos de lectura que la academia nos impone, salir un poco de esa rutina desgastadora que necesariamente pasamos todos es una de las virtudes que nos permite terminar estudios.

Te recomiendo leer: ¿Qué idiomas debes aprender si estudias medicina?

Nunca debes permitir que te absorba esta forma vida todo tu tiempo, encontrar tiempo para relajarte o para realizar otras actividades supone un reto necesario. Enrolarte en actividades “extracurriculares” te permite ser un médico mucho más completo.

Según Letamendi: “Quien solo de medicina sabe, ni de medicina sabe” y es que para abordar los pacientes debemos comprender un gran número de situaciones y argumentos que se escapan de los planes de estudio.

En esta selección te presento una lista de 6 novelas para estudiantes de medicina que te recomiendo leer tu tiempo libre, por supuesto no es una lista definitiva existen un buen número de novelas de muy buena calidad.

Novelas para estudiantes de medicina que recomiendo.

  1. El Médico.

    Gordon Noah.

Uno de mis libros favoritos, un libro de culto dentro del género. La historia relata la vida y el proceso de aprendizaje de Rob un joven “ayudante de barbero” que nacido en el oscuro Londres del siglo XI recorre medio mundo buscando aprender la medicina más avanzada de la época. Se describe en el libro las diferencias étnicas y culturales entre diferentes pueblos, encumbrando la medicina árabe de la época. Una novela extensa pero fácil de leer, con personaje protagónico que además de buscar el conocimiento que necesita tiene el extraño “don” de ver venir la muerte para sus pacientes.

Esta es una de las novelas para estudiantes de medicina que siempre recomiendo.

La novela forma parte de una trilogía: El Médico, El Chamán, La doctora Cole. VER más detalles.

 

  1. El amor en los tiempos de cólera.

    Gabriel García Márquez.


De la pluma de unos de los escritores más reconocido de la literatura iberoamericana y mundial nace esta novela que se desarrolla en Cartagena (Colombia) y que se basa en la historia de tres personajes muy singulares. Uno de ellos un médico (Juvenal) el cual acaba con el brote de cólera en su pueblo. Toda una joya de la narrativa latinoamericana. VER detalles.

 

  1. Bajo la misma estrella.

    John Green.

Narra la historia de amor pero sobre todo de resistencia y de lucha de una pareja de jóvenes. Hazel una joven que es diagnosticada con cáncer de tiroides en una fase avanzada de su enfermedad, sobrevive a las estadísticas gracias a una droga experimental. En un grupo de apoyo conoce a Augustus un joven que perdió una pierna y sus sueños de jugar baloncesto debido a un osteosarcoma. Esta singular pareja de la mano de un excelente escritor nos dejan esta novela aconsejable para tenerla y leerla un par de veces. Ver  más detalles.

 

  1. Hijos del ancho mundo.

    Abraham Verghese.

El relato se desarrolla en Etiopía, donde dos hermanos gemelos quedan huérfanos y crecen en un hospital de misión humanitaria, donde deciden convertirse en médicos. Es una obra épica adorada por la crítica. Ver detalles.

 

  1. La casa de Dios.

    Samuel Shem.

Un libro un tanto diferente, lleno de atajos y de satirización de las exigencias sobrehumanas de la residencia médica en el Hospital Beth Israel de la Escuela Médica de Harvard. Publicado en 1978 trajo mucha polémica sobre el funcionamiento del régimen de residencias médicas. Este lo he leído un par de veces y me parece llamativo, mucho más si eres residente o si esperas serlo dentro de algún tiempo. Ver detalles.

  1. Zona Caliente.

    Richard Preston.


Esta “novelización” de varios hechos ocurridos en un laboratorio del ejército de Estados Unidos donde se estudiaba el virus del ébola ha sido una obra galardonada en múltiples ocasiones. Publicada en 1994 es la primera obra que informa al público sobre los grandes peligros que representa este virus. Ver detalles.

Estas son las 6 novelas que recomiendo a todo estudiante de medicina, médico y a todo fan de la buena literatura. Además a los estudiantes de medicina (y a los que están pensando en entrar al gremio) les dejo estas dos sugerencias:

Intern: la curiosa vida de los cadáveres humanos.  Sandeep Jauhar.

Título original: Intern: Doctor´s initation.

Aquí se vuelve a tratar el tema de la residencia médica y es que esta etapa es de las más importantes en la vida profesional de todos los médicos. Se presenta la historia del Doctor Sandeep Jauhar y su ir y venir mientras completa la residencia en un hospital prestigioso de la ciudad Nueva York. Muchos podrían identificarse con el protagonista y hasta tener los mismos cuestionamientos que él. Ver detalles

Mamá/Papá, Quiero Estudiar Medicina.  Victor Julio Quesada Varela.

Un acercamiento a la odisea de estudiar medicina y entrar al sistema MIR español, el autor intenta responder preguntas frecuentes de los miles de jóvenes que todos los años alrededor del mundo deciden comenzar el difícil pero gratificante viaje de aprender medicina. Aunque se centra en el sistema español puede ser de utilidad para cualquier estudiante.

Si conoces alguna otra novela que quieras recomendar deja un COMENTARIO.

Categorías
Formación Historia de la medicina

5 Premios Nobel que cambiaron la Medicina

Desde el año 1901 hasta la fecha el Instituto Karolinska de Suecia ha entregado el denominado Premio Nobel de Fisiología o Medicina a “científicos y médicos que sobresalen por sus contribuciones en el campo de la fisiología o la medicina”.

Es evidente que cada una de las investigaciones que han sido galardonadas con este premio han aportado muchísimos conocimientos a estos campos, influenciándolos en una menor o mayor medida, pero aquí les dejo 5 Premios Nobel que cambiaron la forma en la que vemos la medicina.

  1. Santiago y Ramón Cajal y Camillo Golgi

Estos científicos recibieron el Premio Nobel en el año 1906 en su reconocimiento de su trabajo acerca de la estructura del sistema nervioso. Cajal trabajo junto a Camillo Golgi al este idear los métodos de tinción celular a base de cromato de plata para el estudio de las neuronas. Fue en 1888, definido por el propio Cajal como su “año cumbre”, cuando descubrió los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas de la materia gris del sistema nervioso cerebroespinal.

Su esquema estructural del sistema nervioso como un aglomerado de unidades independientes y definidas pasó a conocerse con el nombre de «doctrina de la neurona», y en ella destaca la ley de la polarización dinámica, modelo capaz de explicar la transmisión unidireccional del impulso nervioso.

2.  Sir Frederick Grant Banting y John James Rickard Macleod

En este caso, estos excepcionales investigadores recibieron la distinción en el año 1923 nada más y nada menos que por el descubrimiento de la hormona insulina.

En agosto de 1921 obtuvieron la insulina a partir de un procedimiento sobre el páncreas que consistía en la ligadura del conducto pancreático, que provocaba la degeneración de las células que segregaban tripsina pero que dejaba intactos los islotes de Langerhans, luego la administraron a perros diabéticos comprobando que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina y desaparecían los síntomas típicos de la enfermedad. Repitieron varias veces los experimentos con resultados distintos, en función de la pureza de la insulina utilizada.

3. Willem Einthoven

Este afamado científico ganó el Premio Nobel en el año 1924, por sus decisivas contribuciones al desarrollo del electrocardiógrafo y a su aplicación clínica.

En 1901, Einthoven publicó su primer artículo científico comunicando sus experiencias con el galvanómetro de cuerda y su utilidad para el registro de los potenciales cardíacos.

Cinco años más tarde, describía con detalle las aplicaciones clínicas del electrocardiograma en un artículo titulado: “Le telecardiogramme”.
Este artículo sentó las bases para la extraordinaria avalancha informativa que se ha desarrollado desde entonces acerca de esta imprescindible herramienta en el análisis cardiológico.

4. Alexander Fleming, Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey

Estos investigadores fueron galardonados en el año 1945 por el descubrimiento de la penicilina y su efecto curativo en varias enfermedades infecciosas. Aunque el descubrimiento de la penicilina se le atribuye solamente a Alexander Fleming (quien fue el primero en observar sus efectos), lo cierto es que los ingleses Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey desarrollaron en Inglaterra un método de purificación de la penicilina que permitió su síntesis y distribución comercial para el resto de la población.

Fleming no patentó su descubrimiento creyendo que así sería más fácil la difusión de un antibiótico necesario para el tratamiento de las numerosas infecciones que azotaban a la población por lo que compartió el Premio Nobel con estos dos investigadores.

El aporte científico de Fleming es doble pues además de descubrir una molécula química (penicilina) también encontró una molécula enzimática (lisozima) con actividad antibiótica.

5. James Dewey Watson y Francis Harry Compton Crick

Estos biólogos fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina en el año 1962 por sus descubrimientos acerca de la estructura molecular de los ácidos nucleicos y su importancia para la transferencia de información en la materia viva.

Tomando como base los trabajos realizados en laboratorio por el propio Crick y el biofísico británico Maurice Wilkins, y de la cristalógrafa Rosalind Franklin, James Watson y Francis Crick desentrañaron la estructura en doble hélice de la molécula del ácido desoxirribonucleico (ADN). Estas investigaciones proporcionaron los medios para comprender cómo se copia y se transmite, de una generación a otra, la información hereditaria del ser humano. Posteriormente Arthur Kornberg aportó pruebas experimentales de la exactitud de su modelo.

La estructura de la molécula en doble hélice que es el ADN dio al mundo la llave para entender todos los secretos de la vida: toda la vida en la tierra existe únicamente gracias a este omnipresente ADN, desde la bacteria más pequeña hasta el hombre.