Categorías
Clínica Formación

6 Pasos fáciles para interpretar un Rayos X de Tórax

Interpretar un Rayos X de tórax es una de las habilidades más importantes de la imagenología médica.

Se conoce como imagenología a la ciencia dedicada al estudio de las imágenes diagnósticas médicas, sin su presencia no podríamos concebir la medicina que conocemos en pleno siglo XXI, destacando que no existe especialización ni órgano o estructura humana, que se mantenga alejada de su exploración o sus beneficios.

Los Rayos X o Rayos Roentgen fueron descubiertos por W. Conrad Roentgen, profesor de física alemán, el 8 de noviembre de 1895. Son definidos como radiaciones ionizantes, con propiedades particulares (físicas, químicas y biológicas) que se utilizan en medicina para obtener imágenes del interior del cuerpo humano.

A lo largo de la historia han sido recibidos muchos beneficios del uso diagnóstico de los rayos x y estos a su vez promovieron la introducción de otras energías y métodos menos agresivos para lograr explorar hasta los más escondidos detalles del cuerpo humano, obteniéndose así imágenes mediante ultrasonografía, isótopos radioactivos, resonancia magnética nuclear, termografía y otros.

Aprender a interpretar el rayos x de tórax resulta un tanto difícil y confuso, en ocasiones presentimos que se necesita más de imaginación que de conocimientos objetivos, es por ello que surge la necesidad de plantearnos un algoritmo basado en una serie de pasos para no olvidar ningún detalle y dar respuestas completas y correctas, tanto en los exámenes como en la vida profesional, donde serán tomadas decisiones en función de la interpretación realizada.

Resulta importante analizar las imágenes contextualizadas en el cuadro clínico integral del paciente y no como un elemento aislado a la persona que nos consulta, teniendo en cuenta los síntomas que aqueja y hallazgos clínicos obtenidos al examen físico, para lograr así una integración anatómico-clínico-imagenológica, que permita establecer un diagnóstico positivo.

El examen de rutina del tórax es una toma radiográfica en posición posteroanterior, denominada así porque el haz de rayos X ingresa desde la superficie posterior del tórax, atraviesa al paciente e incide sobre el receptor que se encuentra en contacto con la superficie anterior del tórax del mismo.

Las cuatro densidades radiográficas básicas son: gas, grasa, agua y metal (ordenadas de menor a mayor). La densidad grasa puede verse alrededor de los músculos y otros como corazón, vasos, hígado; densidad metal propia de los huesos; la densidad del gas es del parénquima pulmonar.

Aquí proponemos una regla mnemotécnica para no olvidar detalles en el momento de hacer un informe completo luego de analizar dicho medio diagnóstico: ABCDEF (por sus siglas en inglés).

A Air way (Vía aérea):

Observar la vía aérea, precisar si existe o no retracción de la tráquea hacia algún hemitórax.

B Bones (Huesos):

Prestar atención a los huesos del tórax, pudieran presentar fracturas, lesiones osteolíticas, alteraciones esqueléticas como escoliosis.

C Cardiac area (Área cardíaca):

Precisar si existe un área cardíaca aumentada de tamaño, puede observarse un corazón en gota, corazón en copa invertida o cardis bovis.

D Diafragma (Diafragma):

En este aspecto observar y comparar ambas cúpulas diafragmáticas y determinar si existe o no elevación de uno de los hemidiafragmas.

E  Extras:

El paciente podría tener colocado un abordaje venoso profundo, así como un marcapaso interno o una cánula endotraqueal, identificar posición adecuada o no de los mismos.

F pulmonary Fields (Campos pulmonares):

Campos pulmonares, observar el parénquima pulmonar, examinando lóbulos y segmentos, definir si impresionan normales o no, si existen lesiones radiopacas o radiotransparentes, con aspecto inflamatorio, tumoral, metastásico, congestivo, la presencia de abscesos, quistes, cavernas, atelectasia, neumotórax.

Trama hiliar: podría aparecer engrosada, con adenopatías, edema en alas de mariposa, definir si existen o no las líneas de Kerley, ocupación de los senos costofrénico y cardiofrénico (derrame pleural de pequeña, mediana o gran cuantía).

Observar características del mediastino, el que podría aparecer ensanchado, con adenopatías.

El rayos x de tórax debe ser utilizado con precaución ya que su utilización desmedida puede provocar efectos tóxicos sobre paciente y trabajadores de los servicios de salud ante una exposición indiscriminada.

¿Te parece útil este post?

Coméntalo, dale me gusta y compártelo.

Categorías
Drogas inteligentes Formación

Maquillaje cerebral. ¿Drogas inteligentes?

El humano como especie se ha caracterizado por intentar desafiar las leyes biológicas buscando mejoras para mantenerse en constante evolución. Cada día las exigencias del estilo de vida contemporáneo son mayores conduciéndonos a una carrera de ratas sin fin donde tratamos de destacar en un mundo que tiende a despersonalizar y estandarizarnos a todos. Llevándonos muchas veces hasta el límite de nuestras habilidades.

Ahora imagina que de pronto tenemos un as baja la manga, que con solo tomarnos 2 o 3 pastillas diarias somos capaces de doblar nuestra capacidad intelectual, tener más concentración, menos agotamiento mental, más creatividad y por lo tanto muchos mejores resultados.

Imagina poder aprenderte el ciclo de Krebs en solo 1 hora de estudio, terminar ese proyecto científico en solo 3 días, o aprender a leer electrocardiogramas en un día.  Sin duda alguna todo esto parece atractivo!!!

Ahí es donde entran las llamadas drogas inteligentes (Smart Drugs) o nootrópicos (del griego nous (mente) y tropein (hacia)). Estas drogas son compuestos sintéticos o naturales que mejoran la disponibilidad de oxigenación, flujo sanguíneo y alteran la concentración de sustancias químicas neurotransmisoras y sus componentes a nivel cerebral.

El padre de este tipo de compuesto fue un científico rumano llamado Corneliu E. Giurgea el cual en 1972 sintetizó en su laboratorio por primera vez Piracetam una droga que mejora la oxigenación cerebral.

¿Es posible “maquillar” nuestro cerebro?

Por supuesto que sí, de hecho casi todos lo hacemos a diario cuando tomamos café o ingerimos bebidas alcohólicas.

Nuestro cerebro es una estructura tan maravillosa que es difícil de clasificar estrictamente, es el producto casi perfecto que la evolución nos ha regalado.

En términos médicos se podría decir que nuestro cerebro es una glándula debido a que esta “bañado” literalmente de un gran número de hormonas, mediadores químicos y neurotransmisores, además es el director de orquesta de casi todas las hormonas de nuestro organismo. Esto quiere decir que modificar un poco la química cerebral puede causar cambios cuantificables en el organismo.

Las llamadas drogas inteligentes han ganado popularidad en los últimos años debido al alto nivel de consumo existente en comunidades científicas como Silicon Valley donde se ha vuelto una especie de moda trabajar y realizar multitareas bajo los efectos de estas sustancias. Las exigencias del medio y la competencia despiadada de las compañías tecnológicas han convertido a los técnicos e ingenieros en un público diana.

Un grupo importante de starUps radicadas en Estados Unidos como Nootrobox, Nootroo, Onnit, Nootrostax llevan la delantera en este mercado en pleno crecimiento que ya representa nueve mil millones de dólares.

Las drogas inteligentes tienen diferentes clasificaciones pueden ser tranquilizantes, estimulantes y potenciadores cognitivos según el efecto que predomine. También pueden ser sintéticas o productos naturales.

¿Es recomendable consumir drogas inteligentes?

Bueno, la verdad que con la propaganda que las respalda y con las optimizaciones que pueden hacer a nuestro rendimiento cualquiera se atrevería a probar. Pero teniendo en cuenta criterios de científicos de todo el mundo, estos tipos de compuestos no se encuentran registrados como medicamentos de prescripción la mayoría sino como suplementos dietéticos lo cual hace que se encuentren por fuera de la ley de comercialización de las agencias de certificación de drogas y medicamentos (incluyendo la propia Food and Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos).

Al estar fuera de este sistema no se cuentan con ensayos clínicos serios y detallados a largo plazo sobre efectos colaterales de los compuestos activos.

Hasta el momento no se ha logrado determinar efectos adversos catastróficos (los medicamentos convencionales tienen muchos más efectos adversos probados) en los consumidores incluso en el mercado se encuentran disponibles presentaciones llamadas stacks o pilas las cuales combinan 2 o más de estas drogas para lograr el objetivo deseado.

¿Recomendables o no?

¿Cuáles debo o puedo tomar?

¿Dónde encontrar las mejores?

No te pierdas los próximos posts sobre el tema!

Este post es solo un preámbulo, si te interesa el tema y te gustó el post dale me gusta, compártelo, suscríbete a el blog, y lo más importante DÉJANOS TU COMENTARIO.

Categorías
Ciencias Básicas Destacada Formación

¿Cuál es el mejor libro para estudiar Anatomía?

Cuando comenzamos ese fascinante mundo de la anatomía una de las primeras preguntas que “rompen nuestra cabeza” es: ¿cuál será el mejor libro para estudiar anatomía? Dependiendo del país donde te encuentres o de la universidad o incluso de tu profesor de anatomía te indicarán algún que otro libro. Pero si al final del día te gusta ir más allá del horizonte, si quieres explorar con independencia el fabuloso mundo de la anatomía entonces te ayudo recomendándote algunos libros que me han funcionado muy bien y que son a la larga muy útiles incluso si al final te dedicas a alguna especialidad quirúrgica.

Esta no es una guía definitiva, tampoco una camisa de fuerza. Aquí te dejo una propuesta:

Compendio de Anatomía Descriptiva. L. Testut y A. Latarjet

Este es un libro imprescindible toda una joya para estudiar anatomía como su nombre indica no aporta imágenes y diagramas para ayudarnos a visualizar las estructuras anatómicas en cuestión, pero nos aporta datos muy importantes y exactos sobre detalles anatómicos de determinados órganos y sistemas de órganos. Ofrece una descripción detallada, quizás no muy útil si eres (o piensas ser) cirujano pero si para enfrentar exámenes oral o escritos no prácticos.

 

Gray Anatomía para estudiantes.

¿Qué de dónde salió el nombre de la serie? Pues de este popular libro para estudiar anatomía del mundo anglosajón y específicamente de los Estados Unidos. Es un libro con un nivel bastante básico, muy bueno en las generalidades de cada sistema y  recomendable para quienes dan los primeros pasos. Con esquemas de lujos y dibujos muy instructivos es un libro de cabecera, listo para consultas rápidas.

 

Anatomía humana. Rouviére

Libro estructurado en 4 tomos que reúnen conceptos e imágenes muy didácticas de la anatomía descriptiva y funcional, un texto excelente para cirujanos por la facilidad de aportar integralmente datos anatómicos prácticos.  Mención para el tomo de sistema de nervioso, una joya en nuestra librería.

 

Anatomía Humana. Prives

Un libro antiguo con el modelo soviético de material de enseñanza. Quizás con algunos contenidos obsoletos o en ocasiones difíciles de entender. Pero como dato positivo podría sugerirse desde el punto de vista descriptivo la cantidad de detalles anatómicos que se sugieren en este texto. Desde un enfoque más antiguo de la enseñanza de la medicina pero todo un clásico para estudiar anatomía. Creado por un conjunto de mentes brillantes de la era de oro de las ciencias soviéticas.

Atlas de Anatomía Humana. Netter.

Un texto multipremiado repleto de dibujos anatómicos muy didácticos y con un gran número de detalles anatómicos. Este clásico de la medicina dividido por regiones anatómicas es un libro de culto que cada estudiante o médico debería tener en su librería. El aprendizaje se simplifica al presentar imágenes excelentes que se han ido refinando, actualizando y mejorando con el paso del tiempo para facilitar la comprensión de estructuras anatómicas de nuestro organismo.

Neuroanatomy in clinical context. Duane E. Haines

Cuando de neuroanatomía se trata este es un libro obligado de consulta el cual muestra detalladamente todas las estructuras del sistema nervioso, mostrando un collage muy instructivo de dibujos e imágenes didácticas, fotos excelentes de piezas anatómicas reales y representaciones de las estructuras nerviosas a través de exámenes radiológicos frecuentes en la práctica médica habitual.

Podríamos encontrar en la misma página un dibujo de los núcleos de la base, una fotografía de estas estructuras en un cadáver  y  la imagen de una Tomografía Axial Computarizada.

Recomendable tenerlo cerca tanto para estudiantes como para médicos.

Atlas fotográfico de anatomía del cuerpo humano. Yokochi

Con imágenes fotográficas de secciones y cortes de cadáveres de estudio (tan buenas que en ocasiones recuerdan escenas de la serie Hannibal) este es una libro excelente para la práctica posterior con cadáveres y supone un acercamiento muy realista a los detalles y estructuras anatómicos. Muy útil para consultar, toda una obra de arte.

 

Si conoces,  te gustan o quisieras recomendarnos otros libros deja tu comentario. Un minuto de tu tiempo para ayudar a muchos.

Categorías
Formación

¿Qué dicen los Consejos de Esculapio?

¿Quieres ser médico, hijo mío? Aspiración es ésta de un alma generosa, de un espíritu ávido de Ciencia. ¿Deseas que los hombres te tengan por un Dios que alivia sus males y ahuyenta de ellos el espanto? ¿Has pensado bien en lo que ha de ser tu vida?

La mayoría de los ciudadanos pueden, terminada su tarea, aislarse lejos de los inoportunos; tu puerta quedará siempre abierta a todos; vendrán a turbar tu sueño, tus placeres, tu meditación; ya no te pertenecerás. Los pobres, acostumbrados a padecer, no te llamarán sino en caso de urgencia; pero los ricos te tratarán como a un esclavo encargado de remediar sus excesos; sea porque tengan una indigestión, sea porque estén acatarrados, harán que te despierten a toda prisa tan pronto como sientan la menor inquietud; habrás de mostrar interés por los detalles más vulgares de su existencia, decidir si han de comer cordero o carnero, si han de andar de tal o cual modo. No podrás ausentarte, ni estar enfermo; tendrás que estar siempre listo para acudir tan pronto como te llame tu amo.

¿Tienes fe en tu trabajo para conquistarte una reputación?

Ten presente que te juzgarán no por tu ciencia, sino por las casualidades del destino, por el corte de tu capa, por la apariencia de tu casa, por el número de tus criados, por la atención que dediques a las charlas y a los gustos de tu clientela. Los habrá que desconfiarán de ti si no vienes del Asia; otros si crees en los dioses; otros si no crees en ellos. Tu vecino el carnicero, el tendero, el zapatero, no te confiará su clientela si no eres parroquiano suyo; el herborista no te elogiará, sino, en tanto que recetes sus hierbas. Habrás de luchar contra las supersticiones de los ignorantes. ¿Te gusta la sencillez?, habrás de adoptar la actitud de un augur. ¿Eres activo, sabes qué vale el tiempo?, no habrás de manifestar fastidio ni impaciencia; tendrás que aguantar relatos que arranquen del principio de los tiempos para explicarte un cólico.

¿Sientes pasión por la verdad?

Ya no podrás decirla. Habrás de ocultar a algunos la gravedad de su mal, a otros su insignificancia, pues les molestaría. Habrás de ocultar secretos que posees, consentir en parecer burlado, ignorante, cómplice. No te será permitido dudar nunca, so pena de perder todo crédito; si no afirmas que conoces la naturaleza de la enfermedad, que posees un remedio infalible para curarla, el vulgo irá a charlatanes que venden la mentira que necesita. No cuentes con agradecimiento: cuando un enfermo sana, la curación es debida a su robustez; si muere, tú eres el que lo ha matado. Mientras está en peligro te trata como a un Dios, te suplica, te promete, te colma de halagos; no bien está en convalecencia ya le estorbas; cuando se trata de pagar los cuidados que les has prodigado, se enfada y te denigra.

Te compadezco si sientes afán por la belleza.

Verás lo más feo y más repugnante que hay en la especie humana; todos tus sentidos serán maltratados. Habrás de pegar tu oído contra el sudor de pechos sucios, respirar el olor de míseras viviendas, los perfumes harto subidos de las cortesanas, palpar tumores, curar llagas verdes de pus, contemplar los orines, escudriñar los esputos, fijar tu mirada y tu olfato en inmundicias, meter el dedo en muchos sitios. Te llamarán para un hombre que, molestado por dolores de vientre, te presentará un bacín nauseabundo, diciéndote satisfecho: “gracias a que he tenido la precaución de no tirarlo”. Recuerda entonces que habrá de parecer interesarte mucho aquella deyección.

Tu oficio será para ti una túnica de Neso.

En la calle, en los banquetes, en el teatro, en tu cama misma, los desconocidos, tus amigos, tus allegados te hablarán de sus males para pedirte un remedio. El mundo te parecerá un vasto hospital, una asamblea de individuos que se quejan. Tu vida transcurrirá en la sombra de la muerte, entre el dolor de los cuerpos y de las almas, de los duelos y de la hipocresía que calcula, a la cabecera de los agonizantes.

Te verás solo en tus tristezas, solo en tus estudios, solo en medio del egoísmo humano.

Cuando a costa de muchos esfuerzos hayas prolongado la existencia de algunos ancianos o de niños deformes, vendrá una guerra que destruirá lo más sano y lo más robusto que hay en la ciudad. Entonces, te encargarán que separes los débiles de los fuertes, para salvar a los débiles y enviar a los fuertes a la muerte. Piénsalo bien mientras estás a tiempo. Pero si, indiferente a la fortuna, a los placeres, a la ingratitud; si sabiendo que te verás solo entre las fieras humanas, tienes un alma lo bastante estoica para satisfacerte con el deber cumplido sin ilusiones; si te juzgas pagado lo bastante con la dicha de una madre, con una cara que sonríe porque ya no padece, con la faz de un moribundo a quien ocultas la llegada de la muerte: si ansias conocer al hombre, penetrar todo lo trágico de su destino, entonces hazte médico, hijo mio.

Categorías
Ciencias Básicas Formación

6 consejos importantes para aprender anatomía.

En la universidad médica resulta impactante la anatomía, todos antes de entrar pensamos que aprender anatomía será fácil: “…ah tengo que saberme el nombre de tal músculo y de los huesos de la mano y saber cómo funciona tal articulación…”. Pues de entrada te cuento que para nada es así, aprender anatomía es un desafío enorme ya que tendrás que aprenderte cada órgano del organismo humano con precisiones y detalles (tamaña, forma, localización, relaciones anatómicas). Es muchísimo contenido el que tendrás que aprender en el menor tiempo posible para lograr ese objetivo seguro te estarás preguntando:

Te puede interesar este post: ¿Cual es el mejor libro para estudiar anatomía?

¿Debo ser un superdotado para lograrlo?

¿Tengo que decir adiós a mi vida social y enclaustrarme en mi habitación a estudiar?

No, absolutamente no. Cuando se decide aprender anatomía se trata de aprovechar al máximo los momentos oportunos con sistematicidad. En este post encontrarán 6 consejos importantes para aprender anatomía (yo los he empleado en su momento).

  1. Aprovecha el tiempo de aprendizaje al máximo.

(¿Tiempo = Resultado? Nooo)

Tradicionalmente nos enseñan que si pasamos mucho tiempo estudiando alguna asignatura aprenderemos más y lograremos buenos resultados, pues al parecer hemos sido engañados. No les llama la atención ver a algún compañero de curso que se pasa horas y horas en la biblioteca estudiando y sin embargo saca malas notas, pues ese fenómeno se explica de dos formas posibles: no tiene la inteligencia necesaria o en realidad no tiene las habilidades necesarias para aprender y pasa horas “labrando en el mar”.

Si de verdad quieres aprender a mí me ha funcionado ser sistemático y cambiar una maratón de 5 ó 6 horas diarias 3 semanas antes del examen por 1 hora, lee esto bien: 1 hora diaria de estudio!!!

¿Dónde está el secreto?

El secreto está en escoger muy bien esa hora de estudio “intensivo”.

Debe ser una hora de nuestra jornada en la que no  estemos agotados física ni mentalmente, no tengamos distracciones potenciales a nuestro alrededor, podamos descansar algunas horas  después de terminar el estudio. De preferencia debe ser el mismo horario todos los días para utilizando el ritmo circadiano maximizar nuestro rendimiento en ese ritual que es aprender anatomía.

Mi horario preferido es 5:00 AM, muy tranquilo, cero distracciones, cero cansancio.

  1. Visualizar es mucho más importante que repetir.

Olvida esa práctica de repetir todo el contenido una y otra vez en tu mente o en voz alta, estás malgastando tu tiempo, si de anatomía se trata lo importante es visualizar o sea dibujar en nuestra mente el órgano en estudio y ser capaz de proyectarlo sobre una hoja y señalar o describir varios detalles anatómicos. Hay un montón de buenos libros de anatomía que nos pueden ayudar a realizar este algoritmo.

  1. Realiza esquemas, no resúmenes.

La mejor forma de comenzar a aprender algo es a través de esquemas, no los que vienen en los libros de texto!!! ¡Es mucho mejor con esquemas realizados por ti mismo!

Los esquemas de estudios anatómicos por lo general pueden estar acompañados de esbozos temáticos en cada caso, no hace falta ser una gran dibujante solo basta que puedas entender los esquemas y dibujos que realizas.

Los esquemas se construyen más fácil y  nos ayudan a crear mapas de conocimientos en nuestra mente, los resúmenes en cambio nos consumen mucho tiempo transcribiendo lo que podemos leer en el libro.

  1. Utiliza reglas Mnemotécnicas.

Nuestro cerebro es un gran almacén lleno de información, en ocasiones resulta complicado acceder a determinada información necesaria en algún momento, para hacer este procedimiento mucho más simple, una de las habilidades que debe desarrollar todo estudiante de medicina es la de crear reglas o recursos mnemotécnicos que lo ayuden a “indexar” todo ese conocimiento del que somos “víctimas” durante los estudios de medicina.

En este blog dedicamos una sección completa a  reglas mnemotécnicas.

  1. Comprueba periódicamente tus conocimientos.

Para comprobar cuanto has aprendido no debes esperar a estar frente al examen final, debes ir durante todo el semestre realizando mini test de lo que ya has estudiado, puedes realizar tus propios test (pero resulta aburrido y poco desafiante). Te recomiendo buscar un compañer@ de estudios, fíjate bien no un grupo de 5 amigos con una cantidad grande de distracciones en todo momento.

  1. Elige correctamente la bibliografía que necesitas antes de comenzar.

El acceso a la información es increíble en la actualidad, muchas veces puedes pasar horas eligiendo si leer anatomía de la medula espinal por un libro u otro. Cuesta mucho tiempo tener el conocimiento necesario para elegir libro es mejor para estudiar la anatomía de determinado sistema u órgano.

Aprender anatomía se trata de diseñar, planificar y ejecutar el “plan de ataque” que más te resulte.