Categorías
Formación Post

6 idiomas útiles si estudias medicina.

Con el desarrollo de las telecomunicaciones y la informática las “fronteras” culturales y científicas se han ido borrando. Es muy común tener en nuestra red social virtual un gran número de amigos de otras naciones que emplean idiomas diferentes al nuestro pero que comparten las mismas preferencias. ¿Cuántos libros guardamos en nuestros libreros o en nuestros dispositivos de lectura en otros idiomas? ¿Y qué me cuentan de ese artículo científico útil para nuestra investigación pero en otro lenguaje?

Múltiples son los ejemplos que en la vida diaria nos encontramos con la “barrera” idiomática, si eres estudiante de medicina o médico entonces la necesidad de dominar otro idioma es vital, te aporta algunas ventajas como son:

-La posibilidad de consultar bibliografía extra.

-Abrirnos las puertas a otros mercados laborales o de superación profesional.

-Facilita el intercambio con otros colegas de diferentes países y asociaciones.

Vamos, que aprender una segunda y hasta una tercera lengua aumenta considerablemente nuestro nivel profesional.

En este post te dejamos los que a nuestra consideración figuran como los idiomas más importantes para estudiantes y médicos (aunque también podría aplicarse a otros profesionales).

MosaLingua Web

Idiomas que recomendamos.

  1. Inglés.

Sin dudas el idioma de las ciencias en la actualidad. La gran producción científico – técnica de los países anglosajones convierte a esta lengua en las más importante para científicos en general.

Es hablado en todos los continentes debido a la colonización expansiva del imperio británico.

Supone la segunda lengua de un número importante de países.

Es una de las lenguas oficiales de la ONU.

Al ser Estados Unidos de Norteamérica la economía más fuerte del mundo y la gran fábrica del “entretenimiento” mundial, la cultura norteamericana (que incluye su idioma) llega a través de los medios de comunicación a casi todos los hogares del mundo a diario.


Se supone que si usted está leyendo este post es porque domina en menor o mayor medida el español, un idioma único por su belleza.

Debido a la expansión de la metrópoli española y al descubrimiento del Nuevo Mundo por parte de esta nación, casi todo el continente americano utiliza el español como primera lengua, incluso en USA y en varios países de Europa crecen cada año el número de hispanohablantes debido al fenómeno migratorio.

Medios de comunicación importantes de regiones distantes como HispanTv o Russia Today se han enfocado en “la conquista” del mercado castellano.

La producción científica en este lenguaje y las oportunidades de trabajos en países hispanohablantes convierte a nuestra lengua madre en uno de los idiomas más importantes para nuestro gremio.

  1. Francés.

El idioma del amor, también una de las lenguas oficiales de las Naciones Unidas (ONU).

La mayoría de los francófonos se encuentran en Europa y en las antiguas colonias francesas de África, distribución que hace del francés un idioma muy útil si quieres trabajar con Médicos Sin Fronteras o con alguna otra organización de este tipo.

En américa también podemos encontrar útil esta lengua si  trabajas con alguna ONG en Haití o si trabajas o estudias en algunas regiones de Canadá.

  1. Chino.

El crecimiento dinámico de la economía china y el aumento de su producción científica, así como la creación de programas de intercambio con instituciones de todo el mundo han convertido el chino mandarín (la variante más hablada) en un idioma de mucha importancia en el sector de economía y finanzas.

Aunque poco a poco ha comenzado a ganar terreno en otros sectores incluyendo servicios como el de la salud.

Con el aumento de la emigración china, el idioma se ha expandido por todo el mundo debido a la existencia de comunidades chinas muy fuertes en países importantes de todo el orbe.

Aprender a hablar chino es un tanto difícil para cualquiera pues requiere un número importante de horas de estudio para alcanzar un nivel básico, pero dominarlo abre muchas puertas en tu futuro como profesional de la salud.

  1. Árabe.

Idioma oficial de un importante número de países del norte de África y del Medio Oriente, y lengua secundaria de un importante número de personas en Asia debido a ser la lengua de la religión islámica.

Si tienes planeado hacer de aventurero y unirte a alguna ONG de médicos que prestan ayuda en zonas de desastres o en conflictos bélicos entonces este es un idioma a tener en cuenta.

Además el fortalecimiento de la economía de países árabes como Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos ha permitido abrir convocatorias para médicos de casi todo el mundo con el fin de cubrir las necesidades sanitarias existentes.

Aprender árabe es también un poco complicado principalmente escribirlo y leerlo pero un poco más fácil lograr la comunicación oral.

  1. Ruso.

El gobierno ruso se ha propuesto recobrar la fuerza que presentaba su lengua madre en la época de la Unión Soviética. Para lograr su objetivo dedica un importante número de recursos para la formación en idioma ruso de jóvenes de todo el mundo.

También ha lanzado programas de formación en universidades y parques tecnológicos dirigidos a estudiantes de postgrado de todo el mundo y de todas las áreas de las ciencias, incluyendo por supuesto la medicina.

El número de investigaciones biomédicas financiadas por el gobierno ruso aumentan cada año, y por tanto su producción científica.

Con importantes poblaciones que tienen el ruso como idioma primario o secundario, localizadas en Europa del Este,  esta es sin duda una lengua que cada día gana más relevancia.

¿Cómo aprender alguno de estos idiomas?

Muchas instituciones de formación de pregrado garantizan una formación básica en inglés principalmente, otros deciden acudir a clases de idiomas e invertir tiempo y dinero en aprender otro idioma, algunos descargan de internet recursos gratis de formación para aprender de manera autodidacta.

Pero si estás dispuesto a aprender alguno de estos idiomas de forma rápida y sencilla, con el menor gasto posible te recomiendo este programa de aprendizaje en tres meses con Mosalingua, si te interesa  da click AQUÍ.

Categorías
Formación Post Técnicas de estudio

6 malos hábitos de estudio que disminuyen tu rendimiento.

Estudiar medicina es pasión, es ciencia y sobre todo es arte.La cantidad de contenido que tiene que dominar un estudiante de medicina cada año que pasa aumenta, volviéndose una odisea pasar todas las asignaturas sin llevarse una mala nota o suspender.Un importante por ciento de nuestro tiempo en la universidad médica es dedicado a  jornadas maratónicas de estudio “no productivo” que al final conducen a un estado de neurastenia que hace que odiemos la asignatura y hasta la medicina ajajaja.¿Tienes que ser un superdotado para alcanzar buenas notas sin dedicar todo tu tiempo al estudio?Claro que NO. Es cierto que determinadas personas nacen con habilidades cognitivas que van madurando con el tiempo y logran dominar mucho contenido en muy poco tiempo e incluso alcanzar determinado nivel de “experticia académica” en determinados temas.Pero incluso  estos “genios” necesitan clavar los “codos sobre la mesa”.La mayoría de los mortales que estudian medicina en el mundo entero deben estudiar muchísimo para alcanzar altas calificaciones.¿Tiempo de estudio = Resultados?

sildenfil kaufen online

Rotundamente NO. Tus resultados dependen del  tiempo de “estudio efectivo” y de las habilidades que has ganado a lo largo de los años.Cometer errores mientras estudiamos supone malgastar el valioso tiempo de nuestra juventud, si nos fijamos en nuestros colegas de clase notaremos que siempre hay un grupo que se la pasa estudiando a toda hora y nunca alcanza sobresaliente.Te preguntarás: ¿Aprenden más lento?¿No saben estudiar?Casi siempre la respuesta versa por la segunda interrogante.En este post te dejamos 6 errores comunes cometidos por muchos estudiantes que disminuyen su rendimiento.

Errores frecuentes:

1. Estudiar rodeado de distracciones.

No todos los lugares ni todos los momentos son óptimos para estudiar.Es recomendable cualquier espacio y momento para darle una lectura somera al contendido que debes aprender pero hasta ahí.Para que tu tiempo de estudio sea efectivo debes elegir un lugar tranquilo, sin ruidos estridentes, poner el móvil fuera de nuestro campo visual (para no caer en la tentación jajajaja).De preferencia estudiar en el mismo sitio siempre, de esta manera tu cerebro se programa para entrar en modo “estudio” cada vez que estés ahí.

2. Estudiar en grupos.

En la universidad estudiar en grupos es un suicidio académico, ayudar a un colega de tu clase es recomendable siempre, pero estudiar eficazmente es improbable.Un grupo de estudiantes significa muchas distracciones, siempre en todo grupo están algunos más avanzados, otros rezagados lo cual hace que la velocidad de estudio óptima para ti deba ser suplantada por la velocidad de estudio average.Así que te quedas por debajo o te vas por encima de tus habilidades.Por último lo más peligroso de estudiar en grupos: los “trolls” que se la pasan distrayendo a los demás o desviando la atención hacia temas colaterales sin ninguna importancia.

3. Hacer resúmenes.

Muchos estudiantes adoran tener cuadernos repletos de resúmenes de las diferentes asignaturas, una especie de libros de texto suplementarios.Vivir para crear resúmenes (que por su extensión no lo son) es frecuente, yo nunca los utilicé y  te aconsejo que tampoco gastes tu valioso tiempo de estudio en una tarea tan poco productiva.El ejercicio de demostración que te sugiero hacer (si eres de los defensores y amantes de los resúmenes) es el siguiente:Después que termines de: leer este post, darle LIKE, compartirlo en las redes sociales,  y comentar.Comienza a medir el tiempo que inviertes en resumir cualquier tema de estudio, vas a descubrir lo mismo que yo: en el tiempo que inviertes en crear tu resumen puedes aprender entre el 75% – 100% del contenido.Recuerda que el tiempo es tan valioso como el oxígeno cuando estudias medicina.

4. No utilizar dibujos y esquemas propios.

Memorizar un proceso enzimático, los detalles anatómicos del humero y la fisiopatología de la neumonía requiere de realizar la transducción del lenguaje escrito a la representación gráfica, un proceso complicado y difícil para nuestras neuronas.Es mucho más fácil realizar esta conversión al instante mediante dibujos temáticos y esquemas propios.Destaco la última palabra debido que hoy en día podemos encontrar en libros de texto y en sitios web infinidad de esquemas y dibujos temáticos sobre casi cualquier tópico.Sin embargo te recomiendo construir tú mismo los que vaya a utilizar.Al principio puede parecer complicado pero al poco tiempo verás que es muy fácil hacerlo.

5. No “medir” lo que has aprendido.

Piensa en un futbolista que pasa horas y horas practicando gambetas y tiros a puerta en movimiento o pases al espacio, puede entrenar durante un año y ejecutar magistralmente estas acciones pero solo sabrá si el entrenamiento ha sido efectivo cuando juegue.No es lo mismo el entrenamiento (donde no hay presión si algo sale mal) que el juego decisivo (donde tienes el público encima, once jugadores tratando que lo hagas mal, y muchísima tensión).Salvando diferencias no es lo mismo estudiar y pensar que dominas todo el contenido y que estas preparad@, a estar frente al examen en ese momento exacto en que lees el temario y comienza la tensión.Te recomiendo 2 formas de “medir” lo que has aprendido:

  • Repasa a tus amigos que necesiten de ayuda.
  • Busca pruebas anteriores, seminarios, preguntas de control y cuestionarios sobre el tema e intenta enfrentarte a todos. Verás que con este ejercicio eliminas muchas lagunas del contenido.

6. Segmentar el contenido.

Un error frecuente es dedicar una cantidad de tiempo desmedida a unos pocos tópicos (20%) de la asignatura para después realizar una maratón y pasarle la vista al otro 80%.Quedando mucho contenido importante que no estudiamos a fondo.Ese pensamiento de: “me lo voy a estudiar una vez bien, para no tener que tocar ese tema más”, es simplemente una locura.Para aprender un contenido debes relacionarte con el usualmente y ponerlo en práctica de lo contrario nuestro cerebro “entiende” que no lo necesitamos y lo manda directamente a la “papelera de reciclaje” de nuestra memoria.Es mucho más recomendable realizar una lectura ligera de todo el contenido que debemos aprender para al menos tener idea de la densidad de cada tópico y a partir de ahí poder planificar nuestro tiempo de estudio.Después de planificar todo (teniendo en cuenta por supuesto el calendario de exámenes) comenzamos a barrer tema a tema.Hasta aquí el post de hoy.Espero que te guste, que le saques provecho y que ayudes a crecer esta comunidad de estudiantes.

Categorías
Clínica Formación Post

Estudiar medicina. Regla mnemotécnica para el manejo de la pancreatitis aguda.

El manejo de la pancreatitis aguda supone un reto de aprendizaje para estudiantes de medicina (y para los médicos en la práctica clínica) debido a la cantidad de variables que se deben tener en cuenta para el diagnóstico, clasificación, pronóstico y manejo de esta afección.

En este post no vamos a adentrarnos en el diagnóstico ni en la aplicación de las múltiples escalas pronósticas que se pueden aplicar en el manejo del paciente con pancreatitis  aguda.

Les dejo una regla mnemotécnica que me gusta muchísimo y que nos ayuda a recordar pasos importantes en el abordaje terapéutico de esta enfermedad, dependiendo como siempre del estado del paciente.

Con el acrónimo PANCREAS (del inglés) desarrollamos el siguiente contenido:

Perfusión.

Hidratación con el objetivo de mantener una diuresis superior a 0,5ml/kg/h, estabilidad hemodinámica y una saturación de oxígeno por encima de 95%.

Hidratar es todo un arte y es de vital importancia la evaluación continua y el reconocimiento de enfermedades concomitantes (insuficiencia cardíaca, enfermedad renal crónica,…) para reducir y/o aumentar la cantidad de líquido.

Analgesia.

Aliviar el intenso dolor que presenta el paciente debe ser uno de los principales objetivos, se puede utilizar una escala analgésica hasta llegar a utilizar opiáceos.

Nutrición

Vía oral suspendida en las primeras 24 – 48 horas como mínimo en dependencia de la evolución clínica del paciente.

Colocar sonda nasogástrica (lo óptimo sería nasoyeyunal).

Clínica evolutiva:

En este apartado se refiere a realizar las evaluaciones clínicas, químicas invasivas y no invasivas con el objetivo de aplicar las diferentes escalas de clasificación y pronósticas.

Determinar desde los primeros momentos algún daño en órganos diana de la autonomía (riñones, corazón y sistema vascular, pulmones).

Radiología.

Ecografía abdominal de urgencias para evaluar la presencia de litiasis vesicular, alteraciones del páncreas e intraabdominales debido a la inflamación o a colecciones de líquido.

También es importante la realización de TAC contrastada en las primeras 72 horas de haber comenzado el dolor.

ERCP.  (CEPRE en español)

Realizar este procedimiento es recomendable cuando existe una pancreatitis aguda con obstrucción del colédoco dentro de las primeras 72 horas (precoz).

En alguna literatura se aconseja CEPRE urgente (en las primeras 24 horas) cuando existen signos evidentes de colangitis.

Antibioticoterapia.

Existe determinada controversia con respecto a cuándo comenzar el uso de antibióticos en pacientes con este padecimiento, el momento y los criterios pueden tener variaciones de un lugar a otro en dependencia de la visión de los protocolos de actuación existentes.

Surgery (Cirugía en español)

La aparición de Fallo Múltiple de Órganos asociado a necrosis pancreática que no responde a tratamiento, la necrosis infectada, perforación intestinal o hemorragia debido a un episodio de pancreatitis obliga a tomar una conducta quirúrgica.

Pues aquí tenemos una nueva regla mnemotécnica para añadir a nuestro arsenal de estudio.

El presente post tiene como objetivo mostrar la mnemotecnia en cuestión, todas las semanas estaremos publicando nuevos recursos si te interesa un contenido o tema en específico entonces:

DALE LIKE, COMENTA, COMPARTE y CONTACTA CON NOSOTROS.

 

  

Categorías
Formación Post Técnicas de estudio

Estudiar medicina. ¿Cómo ganar 3 horas de estudio eficiente al día?

La universidad es una de las etapas más importantes en la vida de millones de seres humanos, es en ese espacio en que damos grandes pasos: consolidamos nuestra personalidad, cambiamos nuestra forma de pensar y comenzamos a plantearnos un proyecto de vida.

Es una etapa bella y divertida, un mundo de conocimiento y oportunidades que comenzamos a andar, pero también es un carrusel de acontecimiento y de tomas de decisiones importante en la vida de cualquier estudiante, es un ir y venir vertiginoso de nuevas opciones.

Esas ventajas y retos hacen que nos esforcemos al máximo porque queremos rendir en todo: queremos aprender bien las materias, alcanzar buenas notas, pasar todo el tiempo con nuestra pareja (o conseguir una), emprender esos proyectos que van apareciendo por el camino y sacar cómo es lógico algún tiempo para diversión.

Esa es la situación de la mayoría de los estudiantes universitarios en el mundo entero, imagina ahora si además de toda esa carga estudias MEDICINA!!!

Pues entonces el desafío es mucho mayor, sabes que cualquier contenido por aburrido o inútil que parezca puede ser importante y la sociedad, una vez alcances el grado, te exigirá muchísimo, ni hablar de los pacientes, esa razón de ser de todo médico que esperaran que tus conocimientos lo puedan ayudar.

¿Cómo conseguir tiempo para estudiar eficientemente sin dejar de vivir?

En fin que es un gran drama conseguir tiempo para hacer todo lo que debemos (o queremos) hacer en la universidad médica. El tiempo es un recurso que no se puede recuperar, lo perdemos y punto.

Todos nos hemos visto apretadísimos con el tiempo, pero muchos hemos aprendido a hacer que nuestros días incluyan 3 horas para estudiar eficientemente.

Parece un farol ese título para atraer visitantes al blog pero te voy a demostrar que no es así y que incluso tú también puedes convertir tu día, si te convenzo espero que comentes en el blog y además que lo compartas con tus amigos.

¿Trato hecho?

Para demostrar cómo alargar nuestro día vamos a hacer un ejercicio de comparación entre cual es la rutina de estudiante durante las 24 horas que le regala el dios Cronos cada día y la rutina que propongo:

Rutina (llamémosla standard) en un día average:

7:00 AM Se despierta, se levanta de la cama, se asea, desayuna, se viste para acudir a clases.

8:30 AM Comienzan las clases.

12:00 PM Hora de almuerzo.

2:00 PM Clases otra vez.

4:00 PM Terminan las clases y/o las prácticas y nos vamos a descansar.

4:30 PM Actividades extracurriculares (jugar futbol, tocar un instrumento o pasar tiempo con tu pareja)

7:30 PM Baño, comida.

8:30 PM Comenzamos estudiar la materia hasta altas horas de la noche luchando valientemente con ese sueño que nos invade cuando queremos estudiar.

12: 30 AM El sueño nos acaba de vencer y nos acostamos a dormir.

7:30 AM Nuestro días vuelve a empezar.

Estamos hablando de un día de universidad bien cargado. Ahora imagina que todo eso transcurre cíclicamente durante el semestre, terminamos agotadísimos, entonces la última semana del semestre tenemos un problema inmenso pues todavía no dominamos todo el contenido para el examen.

Ahí toca decir adiós al tiempo “libre”, a las actividades extracurriculares, a tu pareja, a tu vida social y toca encajar los codos sobre la mesa y estar horas y horas estudiando en una maratón psicodélica.

De pronto estamos dentro del círculo vicioso del estudiante: no aprende el contenido porque está muy estresado y agotado, claro se entiende que se encuentra agotado y estresado porque su tiempo libre lo ha transformado en largas horas de “combate” con el contenido que necesita aprender.

Rutina que propongo (la que llevo hace al menos 6 años):

5:00 AM

-Me despierto y voy directo a estudiar el contenido seleccionado el día anterior (siempre escojo un tema en específico al cual le dedico unos 90 minutos para leerlo completo). La noche anterior me duermo después de haber escogido el tema y el libro por el que lo leeré.

Una variante que utilicé mucho tiempo fue dedicar los primeros 30 minutos de mi día realizando ejercicio físico.

Nota: Por aquí ya voy sumando 2 horas y 30 minutos a mi día. Seguro estarás diciendo: “pero al final duermes menos claro que tienes más tiempo”, pues es solo una ilusión y al final haremos cuenta. Además está hora es una de las mejores para estudiar durante el día debido muchos factores que explicaré en otro post.

6:30 AM Desayuno, me aseo (es recomendable tomar una ducha) y me preparo para asistir a clases.

8:30 AM Comienzan las clases.

12:00 PM Hora de almuerzo.

-Durante este tiempo que puede ser por lo general más de un hora dedico unos 20 minutos a almorzar algo y busco algún lugar para leer un rato y al menos familiarizarme con el contenido. Sumamos 1 hora y 40 minutos.

2:00 PM Clases otra vez.

4:00 PM Terminan las clases y/o las prácticas y nos vamos a descansar.

7:30 PM A bañarse y después preparar algo para comer.

8:30 PM Me tomo un tiempo para el esparcimiento (le que quieras hacer).

10:00 PM Vuelvo a leer el mismo contenido de la mañana, ahora en una pasada más rápida y profundizando en los aspectos más importantes. Hasta que el sueño me invade, fíjense bien: considero que es terrible para el rendimiento académico no dormir lo suficiente.

Aquí sumamos 1 Hora más de estudio eficiente.

11:00 PM Me acuesto a dormir o si no tengo sueño todavía leo algún libro o solo miro la TV.

5:00 AM Un nuevo día comienza.

Al final del día tenemos 2 y media horas + 1 hora digamos que como margen de error dejamos la cuenta en 3 horas.

No parece gran cosa pero estamos hablando de 3 horas de estudio eficiente, calculemos esta rutina durante 6 días a la semana (18 horas), ahora hagamos la cuenta durante un mes (72 horas), imaginemos un semestre (432 horas) o sea tienes acumulado en tu semestre 18 días completos de estudio eficiente, digamos que tienes que rendir en 3 asignaturas entonces tocan a 6 días de estudio eficiente por asignatura.

Con este método decimos adiós a las largas maratones una semana antes del examen.

Al principio esta rutina es agotadora y te hará dudar pero si pones empeño y perseverancia al final terminarás adaptándote e incluso te sentirás raro cuando no la ejecutes.

AHHHHHH, y se me olvidaba tampoco recomiendo hacer resúmenes de toda la materia. ¿Qué quieres saber por qué? Pues dale LIKE, COMPÁRTELO y SUSCRÍBETE para el próximo post de este tema.

Categorías
Ciencias Básicas Entretenimiento Formación Historia de la medicina Interesante Post

6 novelas para estudiantes de medicina en el tiempo libre.

Sugerente el título: “6 novelas para estudiantes de medicina en el tiempo libre”, principalmente la parte de: “…en el tiempo libre”. Muchos deben estar pensando en estos momentos:

¿Los estudiantes de medicina tienen tiempo libre?

Pues la verdad es que no mucho, pero siempre hay que tomar un respiro para volver a la carga. Poder escapar de los largos textos de lectura que la academia nos impone, salir un poco de esa rutina desgastadora que necesariamente pasamos todos es una de las virtudes que nos permite terminar estudios.

Te recomiendo leer: ¿Qué idiomas debes aprender si estudias medicina?

Nunca debes permitir que te absorba esta forma vida todo tu tiempo, encontrar tiempo para relajarte o para realizar otras actividades supone un reto necesario. Enrolarte en actividades “extracurriculares” te permite ser un médico mucho más completo.

Según Letamendi: “Quien solo de medicina sabe, ni de medicina sabe” y es que para abordar los pacientes debemos comprender un gran número de situaciones y argumentos que se escapan de los planes de estudio.

En esta selección te presento una lista de 6 novelas para estudiantes de medicina que te recomiendo leer tu tiempo libre, por supuesto no es una lista definitiva existen un buen número de novelas de muy buena calidad.

Novelas para estudiantes de medicina que recomiendo.

  1. El Médico.

    Gordon Noah.

Uno de mis libros favoritos, un libro de culto dentro del género. La historia relata la vida y el proceso de aprendizaje de Rob un joven “ayudante de barbero” que nacido en el oscuro Londres del siglo XI recorre medio mundo buscando aprender la medicina más avanzada de la época. Se describe en el libro las diferencias étnicas y culturales entre diferentes pueblos, encumbrando la medicina árabe de la época. Una novela extensa pero fácil de leer, con personaje protagónico que además de buscar el conocimiento que necesita tiene el extraño “don” de ver venir la muerte para sus pacientes.

Esta es una de las novelas para estudiantes de medicina que siempre recomiendo.

La novela forma parte de una trilogía: El Médico, El Chamán, La doctora Cole. VER más detalles.

 

  1. El amor en los tiempos de cólera.

    Gabriel García Márquez.


De la pluma de unos de los escritores más reconocido de la literatura iberoamericana y mundial nace esta novela que se desarrolla en Cartagena (Colombia) y que se basa en la historia de tres personajes muy singulares. Uno de ellos un médico (Juvenal) el cual acaba con el brote de cólera en su pueblo. Toda una joya de la narrativa latinoamericana. VER detalles.

 

  1. Bajo la misma estrella.

    John Green.

Narra la historia de amor pero sobre todo de resistencia y de lucha de una pareja de jóvenes. Hazel una joven que es diagnosticada con cáncer de tiroides en una fase avanzada de su enfermedad, sobrevive a las estadísticas gracias a una droga experimental. En un grupo de apoyo conoce a Augustus un joven que perdió una pierna y sus sueños de jugar baloncesto debido a un osteosarcoma. Esta singular pareja de la mano de un excelente escritor nos dejan esta novela aconsejable para tenerla y leerla un par de veces. Ver  más detalles.

 

  1. Hijos del ancho mundo.

    Abraham Verghese.

El relato se desarrolla en Etiopía, donde dos hermanos gemelos quedan huérfanos y crecen en un hospital de misión humanitaria, donde deciden convertirse en médicos. Es una obra épica adorada por la crítica. Ver detalles.

 

  1. La casa de Dios.

    Samuel Shem.

Un libro un tanto diferente, lleno de atajos y de satirización de las exigencias sobrehumanas de la residencia médica en el Hospital Beth Israel de la Escuela Médica de Harvard. Publicado en 1978 trajo mucha polémica sobre el funcionamiento del régimen de residencias médicas. Este lo he leído un par de veces y me parece llamativo, mucho más si eres residente o si esperas serlo dentro de algún tiempo. Ver detalles.

  1. Zona Caliente.

    Richard Preston.


Esta “novelización” de varios hechos ocurridos en un laboratorio del ejército de Estados Unidos donde se estudiaba el virus del ébola ha sido una obra galardonada en múltiples ocasiones. Publicada en 1994 es la primera obra que informa al público sobre los grandes peligros que representa este virus. Ver detalles.

Estas son las 6 novelas que recomiendo a todo estudiante de medicina, médico y a todo fan de la buena literatura. Además a los estudiantes de medicina (y a los que están pensando en entrar al gremio) les dejo estas dos sugerencias:

Intern: la curiosa vida de los cadáveres humanos.  Sandeep Jauhar.

Título original: Intern: Doctor´s initation.

Aquí se vuelve a tratar el tema de la residencia médica y es que esta etapa es de las más importantes en la vida profesional de todos los médicos. Se presenta la historia del Doctor Sandeep Jauhar y su ir y venir mientras completa la residencia en un hospital prestigioso de la ciudad Nueva York. Muchos podrían identificarse con el protagonista y hasta tener los mismos cuestionamientos que él. Ver detalles

Mamá/Papá, Quiero Estudiar Medicina.  Victor Julio Quesada Varela.

Un acercamiento a la odisea de estudiar medicina y entrar al sistema MIR español, el autor intenta responder preguntas frecuentes de los miles de jóvenes que todos los años alrededor del mundo deciden comenzar el difícil pero gratificante viaje de aprender medicina. Aunque se centra en el sistema español puede ser de utilidad para cualquier estudiante.

Si conoces alguna otra novela que quieras recomendar deja un COMENTARIO.

Categorías
Clínica

“Dondequiera que se ama el arte de la medicina se ama también a la humanidad”

En el día de la medicina panamericana, muchas felicitaciones a todos las personas que han decidido dedicar sus vidas al cuidado de la salud de los otros, a los que entregan día a día todo, hasta su tiempo, y son capaces de arriesgar su salud, para encontrar solo la satisfacción, en la sonrisa de un niño que ya no padece, en las palabras de quien retribuye por haberse curado y en el agradecimiento de quien sostiene su mano en sus últimos suspiros.

A mis súper héroes favoritos, esos que visten de bata blanca y que parecen tener súper poderes, con corazones inmensos para compartir el dolor y la alegría, las victorias y las derrotas.

MUCHAS FELICIDADES a mis compañeros de trabajo, a mis médicos y a todos los estudiantes de medicina, futuros médicos.

Categorías
Cardiología Clínica EKG Formación

¡Aprende a interpretar EKG de forma rápida y sencilla! [Segmento ST]

El conocimiento es infinito, memorizar todo el contenido de las rotaciones de medicina o de enfermería es imposible, sin embargo existen contenidos (como interpretar EKG) que son vitales aprender de manera correcta. Contenidos esenciales para aprobar los exámenes o para ejercer la profesión de por vida.

Es recomendable utilizar en ocasiones algunos atajos de memorización utilizando reglas mnemotécnicas, pero cuidado, no recomiendo ir directamente a aprender las reglas sin haber estudiado el contenido. Lo correcto sería estudiar el contenido con profundidad buscando comprender los mecanismos de producción y el ¿por qué? de los procesos para después fijar en nuestra memoria un atajo (que sería la regla mnemotécnica) a ese contenido.

La mayoría de las reglas mnemotécnicas que encontramos en la medicina viene del mundo anglosajón, quizás no es que hayan construido más reglas sino que se han encargado de difundirlas, por lo que en este post y en otros posts futuros utilizaremos  reglas mnemotécnicas en español y en inglés indistintamente.

Las reglas no son absolutas tampoco abarcan en ocasiones todo el conocimiento necesario sobre determinado tema. Pero ayudan muchísimo!!!

Hoy les presento una mnemotecnia de para recordar diagnósticos diferenciales de trastornos del segmento ST en el electrocardiograma:

Diferenciales de elevación del ST:

Mnemotecnia: “I HELP A PAL” (En español: Ayudo a un amigo)

Ischemia with reciprocal changes (Isquemia con cambios recíprocos)

Hypothermia (Hipotermia, conocido como ondas de Osborne)

Early repolarization (Repolarización precoz, puede ser una variante normal principalmente en pacientes jóvenes)

LBBB (Bloqueo de Rama Izquierda del Haz de His)

Post-MI (Post Infarto del miocardio)

Acute STEMI (Síndrome Coronario Agudo con Elevación del ST)

Prinzmetal’s (Angina vasoespástica)

Acute pericarditis (Pericarditis aguda, los cambios no presentan topografía y la morfología del ST difiere de la presente en el IM)

Left/right ventricular aneurysm (Aneurisma de la pared cardíaca)

Diferenciales de infradesnivel del ST:

Mnemotecnia: “WAR SHIP” (En español: Barco de guerra)

WPW syndrome (Síndrome de Wolf–Parkinson-White)

Acute NSTEMI (Síndrome Coronario Agudo sin Elevación del ST)

RBBB/LBBB (Bloqueo de Rama Derecha o Izquierda)

STEMI with reciprocal changes (Síndrome Coronario Agudo con cambios recíprocos o en espejo)

Hypertrophy (LVH or RVH) with strain (Hipertrofia de ventrículos tanto derecho como izquierdo con sobrecarga)

Ischemia (Isquemia claro!!!)

Post-MI (Posterior a un Infarto de Miocardio como alteración eléctrica residual)

Una buena aproximación a los trastornos del segmento ST en el EKG. Si te gusta COMENTA, DALE LIKE y COMPÁRTELO con tus amigos.

Ante cualquier duda o sugerencia no dudes en contactarnos, estamos dispuestos siempre a ayudar.

*Nota: Regla mnemotécnica tomada del libro: Toronto Notes 30 Edición.

Categorías
Entretenimiento Formación Interesante

Estudiar medicina. 10 aplicaciones móviles a tener en cuenta.

Estudiar medicina cada año que pasa se complejiza más, si comparamos los planes de estudio de hoy con los de hace 30 años vemos que aunque el cuerpo humano es el mismo y las enfermedades también, con el avance de la ciencia el pool de conocimiento ha ido aumentando y con este el contenido y las complejidades de los planes de estudio que buscan introducir la mayor cantidad de conocimiento en el menor tiempo posible.

Esta es una tendencia mundial no importa que estudies medicina en España, Estados Unidos, Australia o Cuba.

La alta demanda a la que se enfrentan los estudiantes de medicina requiere organizar muy bien nuestro tiempo y tener a la mano todos los recursos que necesitamos para estudiar o para nuestras prácticas de manera inmediata.

En el mundo 2.0 que vivimos existen aplicaciones móviles para casi todo, incluyendo algunas que pueden ser de utilidad para los estudiantes de medicina y carreras afines.

Aquí te dejo una lista de 10 aplicaciones las cuales pueden ser de utilidad, algunas son gratis y otras son pagadas (aunque actualmente se puede conseguir casi todas las aplicaciones gratis), algunas necesitan estar online, algunas están disponibles para iOs otras para Anroid y la mayoría para los dos sistemas.

Aplicaciones

  1. Schedule Planner.

Es una herramienta útil para cualquier estudiante ya que con esta aplicación puedes organizar tu tiempo de una manera efectiva, clasificando  tus pendientes por categorías y otorgando prioridades. Además presenta estadísticas que nos dice en que utilizamos nuestro tiempo.

  1. Evernote.

Con esta aplicación podemos organizar y gestionar todo el material que tenemos (documentos de textos, notas, PDF, grabaciones de voz) de forma óptima. Necesita sincronizarse en la nube.

  1. My Study Life.

Permite crear listas de tareas pendientes, organizar todo nuestro material de estudio, avisa cuando no hemos terminado una de las tareas de la lista o cuando se aproxima algún examen o alguna clase en específico.

  1. Calculate by QxMD.

Esta aplicación es una de mis favoritas, en una sola aplicación podemos encontrar un gran número de tablas y score útiles en nuestros estudios y en la práctica médica. Es fácil de usar y se encuentra organizada por sistemas. Simplemente una herramienta que todo estudiante de medicina o médico debe tener.

  1. Diseases Dictionary Medical.

Uno de los mejores diccionarios médicos que podemos entrar en la actualidad. ¿En cuántas ocasiones en nuestra vida de estudiantes no escuchamos hablar sobre una enfermedad de la que no sabes absolutamente nada? Pues con esta aplicación tenemos en pocos segundos información al menos básica.

  1. Eponyms.

El mundo médico está lleno de epónimos: signos, síntomas, enfermedades, procedimientos. Todos ellos pueden ser nombrados con un epónimo, por eso es bueno tener a mano Eponyms.

  1. Skeleton System Pro III.

Aprender relaciones y detalles anatómicos del sistema óseo puede ser más fácil ahora con esta aplicación que te permite cambiar las vistas, cortar, hacer zoom en algún detalle y hasta crear notas de estudio.

  1. Gray’s Anatomy Premium

La reencarnación de un libro de culto en el estudio de la anatomía. Esta aplicación cargada de imágenes en HD con descripciones, textos completos, una navegación intuitiva por el programa y un entorno de aprendizaje donde plantar marcadores y crear notas de estudio. El libro se los recomendé en el post:

¿Cuál es el mejor libro para estudiar anatomía?

Pues ahora le recomiendo esta app.

  1. Speed Anatomy.

Un atlas básico para el estudio de la anatomía. De fácil manejo y que consume pocos recursos de nuestro dispositivo. Ideal para consultas rápidas.

  1. Cuerpo Humano 3D Anatomía.

Estas es de mis favoritas, los atlas 3D me fueron de mucha utilidad, principalmente las animaciones y los mapas de detalles anatómicos.

¿Se habrá quedado alguna aplicación útil fuera de este post?

Por supuesto que sí, todos los días aparecen nuevas aplicaciones. Si conoces alguna aplicación útil para estudiantes de medicina y/o médicos comenta cuál es.

SI TE GUSTA EL POST COMENTA, DALE LIKE Y COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS.

Categorías
Clínica Formación Neurología Pediatría

¿Qué debemos saber sobre las convulsiones febriles?

Las convulsiones febriles se consideran un fenómeno de la lactancia o de la infancia, que habitualmente se produce entre los tres meses y cinco años de edad, relacionado con la fiebre (temperatura mayor de 38 ˚C), pero sin datos de infección intracraneal o causa identificable como los desequilibrios electrolíticos.

Estas constituyen un problema muy común en la práctica pediátrica diaria, se plantea que alrededor de un 5% de los niños ha presentado al menos un episodio de convulsiones febriles.

*En el momento de diagnosticar un paciente con historial de convulsiones febriles siempre debemos tener en cuenta el diagnóstico de Síndrome de Dravet (epilepsia mioclónica severa de la infancia).

Influyen en su aparición elementos genéticos y ambientales, la edad de ocurrencia referida se debe a que en esta etapa existen  condiciones cerebrales propensas, como la posible existencia de un relativo déficit de mielinización en un cerebro inmaduro o la inmadurez de los mecanismos de termorregulación, aunque aún no se ha logrado definir del todo su fisiopatología.

Es mayor la recurrencia en pacientes con  antecedentes familiares de primer grado que hayan padecido este tipo de crisis por lo que se considera  que tienden a ser un  trastorno familiar, siendo más frecuentes en el sexo masculino que en el femenino.

Clasificación de las convulsiones febriles:

Simples:

  • Edad de comienzo entre 6 meses y 5 años.
  • Crisis generalizadas (la mayor parte de ellas tónico clónicas).
  • Breve duración (menor de 15 minutos).
  • Un único episodio en un período de 24 horas, en presencia de fiebre.
  • Ausencia de infección del Sistema Nervioso Central o trastorno metabólico.

Complejas:

  • Crisis de una duración superior a 15 minutos, focal (con o sin generalización secundaria).
  • Recurrencia en 24 horas.

Factores que aumentan la probabilidad de recurrencia:

  • Aparición de la primera crisis antes del primer año de edad.
  • Antecedentes familiares (padre o madre) de crisis febriles.
  • Duración de la crisis mayor de 20 minutos.

¿Qué hacer ante un paciente con una convulsión febril?

Al enfrentarse a un paciente con una convulsión febril el médico debe trazar una estrategia encaminada al control de la crisis convulsiva y luego a identificar y tratar la causa del aumento de la temperatura.

Se debe colocar al paciente en decúbito supino, administrarle oxígeno, aspirar secreciones de la orofaringe, examinar sus signos vitales (frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, temperatura, tensión arterial), aplicar medidas antitérmicas así como la administración de medicamentos antipiréticos.

En el medio hospitalario se utilizan:

  • Diazepam a dosis de 0,2 a 0,3 mg/kg por vía endovenosa.
  • Lorazepam a dosis de 0,05 a 0,1mg/kg por vía EV.
  • De no ser posible la canalización de una vena se podría emplear el Diazepam (0,3 a 0,5 mg/kg) o el Lorazepam (0,05 a 0,1mg/kg) por vía rectal.
  • También se sugiere administrar Midazolam (2,5 a 10 mg según la edad) por vía oral en niños mayores de 6 meses. La Fenitoína será empleada en el estatus convulsivo.

Se deben realizar una serie de complementarios para definir la etiología del cuadro febril, entre ellos hemograma, con conteo de leucocitos, hemocultivo, así como ionograma, medición de glucemia, Rx de tórax, punción lumbar, para descartar otras posibles causas de convulsión.

Habitualmente no es necesario realizar electroencefalograma ni otros estudios especializados a niños que han presentado convulsiones febriles.

Las convulsiones febriles suelen ser un fenómeno que causa gran preocupación en los padres, a estos se les debe recordar que de por sí no están vinculadas con la aparición de epilepsia en el futuro de sus hijos y que generalmente no provocan un daño cerebral permanente en sus cerebros.

No se recomienda la prescripción de medicamentos anticonvulsivantes para su prevención, solo se debe insistir en las familias sobre la importancia del control de la fiebre en los menores de 6 años, tanto con medidas físicas como farmacológicas y acudir precozmente al médico cuando el paciente comienza a presentar los primeros síntomas, para iniciar un tratamiento adecuado y prevenir complicaciones.

Los factores que se han relacionado con padecer epilepsia posteriormente son:

  • Epilepsia en la familia (padre o madre).
  • Crisis compleja.
  • Trastorno neurológico previo o retardo en el neurodesarrollo.

Este es un tema de estudio obligado para estudiantes de medicina para rendir los exámenes de pediatría y para los finales de la propia carrera. Si te gusta el post COMENTA, DALE LIKE Y COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS.

Categorías
Entretenimiento Interesante

Ficción Vs Realidad. 5 Series médicas que te recomiendo.

La televisión ha cambiado por completo la dinámica de la sociedad contemporánea, cada generación ha sido influida por el cine y en años más recientes por las series médicas, esas que nos enganchan a todos y nos hacen sufrir esperando el próximo capítulo.

Uno de los tópicos preferidos por el público ha sido la medicina, bueno, no tanto la medicina como los doctores y doctoras que protagonizan estas series. Este tipo de producto (recordemos que  estos  forman parte de la jugosa industria del entretenimiento, así que llamarle producto es correcto) se basa en dos esquemas principalmente:

  1. Un personaje principal superdotado el cual se rodea de personajes secundarios que complementan el principal y aportan alguna que otra trama secundaria.
  2. Un grupo de personajes que interactúan entre si y que a pesar de intentar poner un protagónico, al final, todos tienen capítulos e incluso hasta temporadas de fama; estas por lo general son mucho más largas y se convierten en una verdadera pasarela de personajes.

Ficción Vs Realidad

Ficción

Mi generación tiene lo que he denominado el Síndrome de Anatomía de Grey, una gran cantidad de jóvenes (y la historia se repite año por año) aplicaron por medicina, influenciados por series médicas como Anatomía de Grey.

El fenómeno es muy fácil de comprender, las series médicas representan la vida de los médicos y las dinámicas de trabajo de una manera muy atractiva.

Recordemos que la imagen que nos “venden” es que todos los doctores y las doctoras son lindos, con una gran personalidad, muy inteligentes, pero sobre todo gente a las que se le sale el éxito hasta por los poros.

Y el trabajo, el paraíso, hospitales modelos donde los médicos tienen pocos pacientes (la mayoría muy complicados desde el punto de vista clínico) que después de pasar toda una odisea logran siempre o casi siempre salvarles la vida.

Ni hablar de la vida social, donde los protagonistas alternan su trabajo ideal con una vida de ricos, divertida y dinámica.

Realidad

La vida de médico difiere en un número importante de aspectos. Muchos galenos caemos en ese ciclo vicioso: trabajo – estudio – trabajo.

Imagina que para lograr algo de éxito y reconocimiento, en un sector tan demandado, es difícil.  Se deben dedicar muchas horas frente al ordenador (estudiando), para lograr una comprensión media de los síntomas que aquejan a los pacientes que nos encontramos a diario.

Ni hablar de la vida social! Si sales con compañeros de trabajo cualquier conversación termina siempre en el mismo tema: MEDICINA.

Los pacientes de difícil diagnóstico y/o tratamiento son mucho más complicados que en las series televisivas. La REALIDAD supera la FICCIÓN.

Te recomiendo el post: “Consejos de Esculapio”. Donde describen cómo es la vida del médico desde tiempos antiguos. Después compare con la imagen que nos vende la industria del entretenimiento.

A favor de las series médicas tenemos que la mayoría tiene excelente factura como audiovisual, con actrices y actores de lujo. Y que han contribuido en las últimas décadas a elevar la imagen del médico, atrayendo cientos de miles de jóvenes al gremio.

Series que te recomiendo.

Dr. House

 

  1. House

Ambientada en un hospital ficticio de New Jersey. La serie narra las peripecias del Dr. House (Hugh Laurie) y su equipo del Departamento de Diagnóstico. Se centra en el diagnóstico de casos “raros” donde Gregory, después de fallar unas cuentas veces, al final tiene una especie de “momento House” y acierta.

La serie muy bien asesorada explota muchos tabúes de la práctica clínica contemporánea, lo que la hace mucho más atractiva para personas con algún conocimiento de medicina.

Con una interpretación magistral del mejor antihéroe de la historia televisiva Dr. House es una serie de culto para todos los amantes del género.

Anatomía de Grey
  1. Anatomía de Grey.

Esta serie es la favorita de muchos. La trama principal gira entorno a un grupo de jóvenes médicos que comienzan la residencia en cirugía. La dinámica entre ellos y los cirujanos, los nuevos amores que aparecen donde menos uno se lo espera, la representación muy atractiva de la vida de residentes y  de los casos que llegan a sus manos hacen de esta serie una especie de culto para estudiantes de medicina.

La serie a lo largo de sus casi 14 años de transmisión ha presentado una pasarela de personajes y de actores, ha cambiado las tramas secundarias muchas veces e incluso modificado las principales. Pero no pierde ese “toque” que tanto le gusta a la audiencia.

CODE BLACK
  1. Code Black.

Para los amantes de la adrenalina esta serie se desarrolla en el servicio de emergencias médicas más famoso de los Estados Unidos. Con actuaciones bastantes buenas y con representaciones y argumentos médicos elaborados, es una serie para disfrutar.

THE GOOD DOCTOR
  1. Good doctor.

Otro producto de David Shore (creador de Dr. House), nos presenta a un joven residente de cirugía que sufre un trastorno del espectro autista conocido como Savant o “síndrome del sabio”. La forma diferente en que ve el mundo de la medicina, la manera “patológica” en que intenta relacionarse con los demás y las soluciones muy creativas que le encuentra a algunos problemas médicos, hacen de esta serie una de las preferidas del género en todo el mundo.

  1. Scrubs.

Esta serie rompe con los esquemas tradicionales, una comedia que se desarrolla en un hospital!!! En ella encontramos a personajes diferentes al prototipo extendido en el género. Si quieren pasar un rato agradable les recomiendo esta.

Si te gustan otras series médicas, coméntanos!