esquizofrenia

Reglas mnemotécnicas para la esquizofrenia

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica grave que se incluye dentro de las llamadas psicosis funcionales. Es una enfermedad muy frecuente que según la OMS afecta a más de 21 millones de personas en todo el mundo.

Se caracteriza por ser de predominio endógeno, funcional, de evolución insidiosa o aguda y que funciona a nivel psicótico (es decir, existe una distorsión de la realidad, y no hay crítica de la enfermedad).

Etimológicamente, esquizofrenia significa “mente escindida” y precisamente se manifiesta por la ruptura del fenómeno psíquico con síntomas en casi todas sus esferas.

Tiene como elemento cardinal la disociación ideo- afectiva -conativa, o lo que es lo mismo, la incongruencia afectiva, que no es más que la reacción afectiva de carácter opuesto a lo que habitualmente determinan los estímulos que han actuado sobre la persona. Aunque también se presentan otros síntomas de gran valor diagnóstico como son: autismo, ambivalencia afectiva y disgregación del pensamiento.

Este trastorno aparece generalmente entre los 15 y 35 años de edad, aunque algunas bibliografías difieren en este aspecto. Lo que sí está claro es que el hecho de padecer esta enfermedad no depende del sexo, color de la piel, nivel cultural o económico, y la edad en la que aparece se relaciona con las diferentes variedades de esquizofrenia que existen.

De forma tal, que se describen cuatro tipos principales de esquizofrenia:

  • Paranoide (más frecuente entre los 25 y 30 años)
  • Hebefrénica (comienza por lo general entre los 15 y 25 años)
  • Catatónica (antes de los 20 años)
  • Simple (de comienzo en la adolescencia)

Por otra parte, el debut de la esquizofrenia es más tardío en las mujeres que en los hombres.

¿Cuáles son sus causas?

En relación a su etiología la esquizofrenia se caracteriza por ser multicausal donde interviene sobre todo la genética. Esta es la causa más frecuente, determinante y predisponente para su aparición, aunque no se puede absolutizar, ya que el hecho de que en una familia exista alguien que padezca de esquizofrenia no significa que los demás también la padecerán. Otra de las causas que se plantea es la alteración en los neurotransmisores.

En este sentido, se han evidenciado problemas con la dopamina y el glutamato. Los estudios de imágenes cerebrales muestran las diferencias en la estructura del cerebro y el sistema nervioso central de las personas con esquizofrenia.

Además, se plantea que en la aparición de esta enfermedad influyen de forma importante los factores psicosociales, sobre todo situaciones estresantes.

Es generalmente crónica, con brotes de agudización y conduce con frecuencia a un deterioro importante de la personalidad (aspecto este de gran importancia para su diagnóstico). Los síntomas deben estar presentes en la mayor parte del tiempo durante 1 mes o más.

 

Síntomas de la esquizofrenia

Este trastorno psiquiátrico se caracteriza por síntomas positivos y negativos. Los positivos son comportamientos “adicionales” que generalmente no aparecen en una persona que no padezca la enfermedad y los negativos se refieren a determinados síntomas que le dificultan a la persona con esquizofrenia comportarse como una persona normal.

Para el estudio de esta enfermedad te facilitamos algunas reglas mnemotécnicas que te ayudarán a memorizar con más rapidez y de forma didáctica algunos aspectos importantes.

Para ello te proponemos una forma fácil de memorizar los síntomas:

Síntomas positivos:

¡DALE COMPI!

Delirios (pueden ser de daño, grandeza, persecución, influencias, referencias, negación o nihilistas, autoacusación, hipocondríacos o místico-religiosos)

Alucinaciones (el enfermo tiene la convicción de la existencia real de un objeto inexistente; pueden ser auditivas, visuales, táctiles, gustativas u olfatorias)

Lenguaje (manifestación del pensamiento disgregado e ilógico; por tanto, habla con incoherencias, llegando incluso a crear neologismos)

COMportamiento (le cuesta realizar tareas, muestra resistencia a las instrucciones, asume posturas inadecuadas o extrañas; realiza movimientos excesivos o por el contrario se evidencia ausencia de movimientos, que es lo que se conoce como catatonia)

Pensamiento (desorganizado, que se manifiesta a través del habla, así como también aparece de forma frecuente lo que se conoce como eco, robo, inserción y difusión del pensamiento)

Síntomas negativos

Las 6 “A”

Abulia (pérdida total de deseos para realizar las cosas)

Alogia (alteración de la forma y el contenido del pensamiento y del lenguaje en forma de empobrecimiento, observable en el discurso oral)

Anhedonia (incapacidad para experimentar placer o felicidad)

Aplanamiento afectivo (falta de expresión y experimentación de las emociones)

Atención disminuida (incapacidad para concentrarse)

Autismo social (pérdida del funcionamiento social, retraimiento)

 

Además, te ofrecemos una mnemotecnia para la caracterización de los trastornos paranoides de forma general que te será muy útil en tu estudio:

DIRAS

Desconfiado

hIpersensitivo

Rencoroso

Autorreferencial

Suspicaz

Con estas reglas mnemotécnicas esperamos que te sea más fácil el estudio en relación con este trastorno psiquiátrico, el que es de gran importancia para el conocimiento de los estudiantes y profesionales de la salud.

 

Te gusta el debate? Deja tu comentario!