nuevos tratamientos para el cáncer investigación

Nuevos tratamientos para el cáncer. Todo lo que debes saber.

En la actualidad el avance vertiginoso de la ciencia obliga a estudiantes de medicina y a médicos a mantenerse actualizados para un desarrollo profesional competente en sus funciones, es por esto que existe el mito de que nunca se termina de estudiar en esta profesión.

Para estar actualizados y ser más efectivos es de gran utilidad la constante superación mediante la lectura habitual de revistas médicas, la participación regular en congresos científicos y la realización de postgrados para médicos .

Una de las especialidades médicas que se encuentra en constante evolución es la oncología, rama de la medicina que se encarga del estudio de las enfermedades neoplásicas. Cada año aparecen nuevos métodos de detección del cáncer, factores riesgos y escalas pronosticas, pero sin lugar a duda es de suma importancia en la práctica médica estar actualizados respecto a los nuevos tratamientos para el cáncer.

Conocer los nuevos tratamientos para el cáncer es de gran utilidad para todo el que ejerce la medicina, pues se trata de una enfermedad muy común, generalmente de mal pronóstico, que ha llegado a convertirse en problema para la salud mundial.

Se estima que cada año son diagnosticados alrededor de 18 millones de nuevos pacientes con cáncer a nivel mundial y que ocurren aproximadamente 9 millones de muertes por año provocadas por esta afección en todo el mundo, es por ello que no se desiste en desarrollar nuevos tratamientos para el cáncer.

Tradicionalmente para el tratamiento del cáncer han sido utilizados la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, que han logrado ofrecer una solución para muchos pacientes, pero en otros casos resultan ineficientes o muy poco específicos, sin lograr una cura definitiva o al menos un aumento de la esperanza de vida y la calidad de la misma.

En los últimos años, influenciado por la tasa creciente de pacientes afectados por este grupo de enfermedades y su repercusión en la población mundial, han sido desarrollados por científicos de todo el mundo avanzadas tecnologías dirigidas al diagnóstico precoz y a tratamientos muy específicos contra el cáncer.

El desarrollo de la ciencia y las nuevas tecnologías permiten hoy en día enfocar el diagnóstico de cáncer de una manera diferente, logrando en muchos casos que se comporte como una enfermedad crónica, controlable, con una mayor esperanza de vida y mejores expectativas en cuanto a su curación o control.

 

Nuevos tratamientos del cáncer.

A continuación serán expuestos algunos de los nuevos tratamientos para el cáncer, que han llegado a revolucionar el campo de la medicina, muchos de ellos utilizan métodos tradicionales, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, pero incorporando a estos nuevos conceptos, con mayor especificidad y menor incidencia de reacciones adversas.

Cirugía.

Utilizada como parte del tratamiento de tumores sólidos, que se encuentran localizados en un sitio específico. La cirugía puede ser realizada con varios objetivos, entre ellos extirpar totalmente el tumor o una porción de este (si es posible), así como aliviar síntomas como el dolor, que aparecen generalmente por compresión a estructuras cercanas.

En algunos pacientes una vez extraído el tumor no serán necesarios otros tratamientos.

En la actualidad existen varios tipos de cirugías para el cáncer, entre ellos:

  • Lásers

Se utilizan rayos potentes de luz para realizar cortes en los tejidos con extrema precisión en áreas muy pequeñas.

  • Criocirugía

Utilizada en el tratamiento del cáncer de piel y el retinoblastoma, se logra destruir el tejido anormal utilizando frío extremo producido por nitrógeno líquido o gas argón.

  • Hipertermia

Altas temperaturas pueden ser utilizadas para destruir células cancerosas y hacerlas más sensibles a la radioterapia y quimioterapia.

Esta tecnología no está disponible de forma generalizada, aún se encuentra en estudios clínicos.

  • Terapia fotodinámica

En esta terapia se utilizan fármacos que se activan al exponerse a cierto tipo de luz provocando la destrucción de células cancerosas cercanas. Ha sido empleada en el tratamiento del cáncer de piel, la micosis fungoide y el cáncer de pulmón.

Radioterapia en los nuevos tratamientos para el cáncer.

Ha sido utilizada tradicionalmente en el tratamiento del cáncer por su capacidad de reducir el tamaño de los tumores y destruir las células cancerosas.

Existen dos tipos principales de radioterapia: de haz externo, con la cual se trata una parte específica del cuerpo, enfocando la radiación directamente hacia la zona donde se encuentra localizado el tumor y radioterapia interna, en la que la fuente de radiación estará colocada dentro del organismo, pudiendo ésta ser líquida o sólida, cuando se trata de una fuente sólida es llamada braquiterapia, tratándose de semillas o cápsulas que contienen una fuente de radiación y son colocadas dentro del tumor o en tejidos cercanos a este.

Cuando se utiliza una fuente líquida de radioterapia interna se denomina terapia sistémica.

Entre las novedades de este tipo de tratamiento se reconoce la radioterapia hipofraccionada en la que se aplican altas dosis de radiación con una precisión mayor sobre el tumor, como ventaja se debe mencionar que requiere de menor cantidad de sesiones para completar el tratamiento y que al ser más específica morirán menor número de células sanas.

Quimioterapia.

Con la quimioterapia se utilizan medicamentos capaces de destruir o enlentecer el crecimiento de las células cancerosas, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías estos fármacos no son administrados solamente por vía endovenosa, sino que también se pueden emplear por vía oral, intramuscular, intratecal, intraperitoneal, intraarterial y tópica.

 

Inmunoterapia.

En este caso se utilizan medicamentos que estimulan el sistema inmunitario en el tratamiento de algunos tipos de cáncer, aunque esta no ha sido tan utilizada como la quimio o la radioterapia, en la actualidad se desarrollan varios tipos de inmunoterapia que básicamente marcan las células cancerosas para que el sistema inmune las elimine o tenga un mejor desempeño para enfrentar el cáncer.

Entre ellos encontramos:

  • Anticuerpos monoclonales

Son proteínas que se crean en laboratorios, utilizadas para el tratamiento del cáncer por la capacidad de adherirse a células tumorales y “marcarlas” para que sean posteriormente destruidas por el sistema inmunológico.

  • Inhibidores de punto de control

Son fármacos que interfieren en la capacidad de algunas células tumorales de evadir la respuesta inmune del organismo, mediante la inhibición de la función de los linfocitos T.

  • Vacunas

Aumentan la respuesta del sistema inmune frente a las células cancerosas.

  • Transferencia adoptiva celular

En este caso son manipuladas las células del sistema inmunológico para aumentar su respuesta natural frente algunos tipos de cáncer. En este caso se extraen linfocitos T del tumor y los de mayor actividad antitumoral se llevan al laboratorio para hacerlos crecer y en un tiempo de 2 a 8 semanas serán reintroducidos en el paciente.

  • Bacilo de Calmette-Guérin

Inmunoterapia que se utiliza en el tratamiento de pacientes con cáncer de vejiga, utilizando una forma debilitada de una bacteria que al ser insertada de forma directa en la vejiga actúa desencadenando una reacción inmunitaria que afecta a las células cancerosas.

  • Citocinas

En este caso el interferón y las interleucinas han demostrado un papel importante en la respuesta inmunológica frente al cáncer.

En la actualidad se continúa investigando este inmenso mundo de la inmunoterapia para el tratamiento del cáncer, que con seguridad, se puede afirmar, falta mucho por conocer aún.

Terapia hormonal

Es utilizada para el tratamiento del cáncer que necesita de hormonas para su crecimiento como el cáncer de mama o de próstata. En estos casos se puede detener o enlentecer el crecimiento de dichos tumores mediante la interferencia en el metabolismo de algunas hormonas o inhibiendo su síntesis.

Transplantes de células madres

Los transplantes de células madres en algunos casos no actúan frente al cáncer directamente pero permiten al paciente recuperar la capacidad para producir sus células madres después de haber recibido altas dosis de tratamiento con radioterapia o quimioterapia.

En pacientes con diagnóstico de neoplasias malignas hematológicas como el mieloma múltiple y algunas leucemias este tratamiento si resulta muy específico gracias al efecto injerto contra tumor donde se logran destruir las células malignas que persisten en la médula ósea a pesar de altas dosis de quimioterapia.

Los transplantes de médula ósea pueden ser autólogos, donde las células madres provienen del propio paciente; singénicos (significa que las céluas medres provienen de un gemelo idéntico) y alogénicos (el donante pudiera ser un familiar o una persona sin parentesco con el paciente).

Medicina de precisión

Es un método novedoso que permite elegir un fármaco de acuerdo al tipo de cáncer y las mutaciones genéticas del mismo (secuenciando las cadenas de ADN del tumor) para lograr un tratamiento más personalizado en cada paciente.

Aún no es de uso regular en todos los enfermos de cáncer pero los científicos continúan investigando para alcanzar un desarrollo máximo de la medicina de precisión que sin dudas resulta muy esperanzadora.

Terapia dirigida                                                                          

Es considerada la base de la medicina de precisión, es un tratamiento que está dirigido a interferir sobre las proteínas específicas que ayudan al crecimiento y diseminación del cáncer en el organismo.

Nuevos tratamientos para el cáncer. ¿Estamos en el camino correcto?

Como ha sido expuesto los nuevos tratamientos para el cáncer se han desarrollado utilizando los más novedoso avances de la ciencia, en un esfuerzo por dar solución a uno de los mayores problemas de salud que afecta a la población a nivel mundial.

Aunque muchos se encuentran todavía en proyectos de desarrollo y no ha sido generalizado su uso, existe una esperanza para lograr curar estas enfermedades que cada año le cobran la vida a millones de personas.

2 comentarios en “Nuevos tratamientos para el cáncer. Todo lo que debes saber.”

  1. Avatar
    Edo Aquiles Suàrez Còrdova

    verdaderamente es maravilloso saber sobre el avance médico en el tratamiento del cáncer, muchas personas de todo el mundo espera que los profesionales de salud obtengan nuevos conocimientos para aportar en la mejora de su estado.

    1. Avatar

      Sí, la verdad que parecen alentadores estos avances, aunque actualmente el gran avance no es precisamente curar el cáncer, sino convertirlo en una enfermedad crónica no transmisible, osea que tenga el mismo impacto que tener hipertensión arterial por ejemplo. De esta forma con tratamiento adecuado se podría vivir muchos años con una calidad de vida aceptable.

Te gusta el debate? Deja tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: