avances-médicos

5 avances médicos que han revolucionado la medicina del siglo XXI

Desde que empezamos la carrera de medicina; o incluso desde antes, cuando en las típicas conversaciones familiares se hablaba de “los médicos”, siempre salía a relucir la frase:“Los médicos nunca terminan de estudiar, siempre tienen que estar actualizados porque la ciencia avanza constantemente”. Pues sí, indudablemente no tenían menos razón nuestros padres. Es impresionante el avance vertiginoso de la ciencia; cada día la tecnología progresa a pasos agigantados y con ella los avances médicos.

Por supuesto; sería poco gratificante para un médico o un estudiante de medicina, incluso vergonzoso, no estar actualizados con lo más reciente, el último medicamento o el proceder diagnóstico más novedoso, o no conocer de forma general cuánto se ha avanzado en este campo que parece que nunca vamos a poder conocer a cabalidad.

En este sentido, sabemos que en la actualidad tenemos avances médicos indiscutibles: se han erradicado enfermedades, se ha logrado establecer tratamientos para algunas que se consideraban incurables, se ha profundizado en el conocimiento de muchas enfermedades y se han trazado estrategias para su mejor prevención.

La tecnología nos ha dotado de nuevos medios diagnósticos y terapéuticos que hace 50 años no existían. Todo, por supuesto, para lograr una mejor calidad de vida.

Para el diagnóstico de enfermedades un médico del siglo XX contaba entre sus escasos recursos con lo que el paciente podía relatar, a su manera de entender, de su padecimiento. Su técnica infalible, para hacer la traducción después a la clínica médica, era la entrevista. En esta se establecía esa relación tan necesaria entre el médico y el paciente, y cuyo diagnóstico se completaba con la simple exploración física de la región del organismo en cuestión.

El médico de entonces contaba con escasas pruebas de laboratorio y estudios radiológicos para apoyar su diagnóstico. Sin embargo, resulta impresionante cómo en la actualidad existen un gran número de avances médicos en este sentido, con modalidades tan modernas que solo están al alcance de los países del primer mundo.

Llegados a este punto, y teniendo en cuenta que ya nos sentimos parte de este inmenso campo y que debemos conocerlo conforme este avanza, te ofrecemos algunos de los tantos logros que ya forman parte de la medicina del siglo XXI.

Avances médicos importantes.

avances-médicos-oncología

 

Inmunoterapia contra el cáncer: Premio Nobel de Medicina o Fisiología 2018

La inmunoterapia es hoy, sin dudas, una de las áreas más activas en la investigación dentro de la especialidad de oncología que ha revolucionado el tratamiento del cáncer.

Se basa en la utilización de la habilidad inherente de nuestro sistema inmune para atacar las células tumorales de manera específica y así eliminar y combatir el cáncer en pacientes.

El Premio Nobel de Fisiología o Medicina del año 2018 fue concedido conjuntamente a los inmunólogos James P. Allison y Tasuku Honjo, por sus estudios sobre la inmunoterapia del cáncer.

Estos científicos demostraron la existencia de unas moléculas conocidas como puntos de control (del inglés Check point) en las células T, que tienen acción antitumoral, describiendo su papel inmunorregulador en el cáncer.

Así descubrieron entonces uno de estos mecanismos de frenado o puntos de control: la proteína 4, asociada a los linfocitos T citotóxicos (CTLA-4). Además, demostraron que “apagar los frenos” podría producir resultados notables en el tratamiento contra el cáncer al restaurar la capacidad de las células inmunitarias para destruir los tumores.

El bloqueo de CTLA-4 con un anticuerpo podía liberar los frenos de la función de las células T, activar la inmunidad antitumoral y reducir los tumores en ratones.

Años más tarde, mostraron los primeros datos en pacientes con melanoma, con lo que demostraron la indisoluble relación de los avances médicos de las ciencias básicas con la práctica clínica.

test de saliva

Test de saliva para diagnosticar un ataque al corazón en solo 15 minutos

Muy novedosa y además sencilla de usar es esta nueva técnica, en la que aún se trabaja, para diagnosticar un ataque al corazón o incluso futuros ataques. Se trata de una técnica que podríamos usar en ambulancias, restaurantes, farmacias, estadios u otros lugares para saber en menos de un cuarto de hora si una persona ha tenido un ataque cardiaco; en casos donde, como sabemos, por la práctica médica, en los primeros momentos de instaurado el cuadro, los síntomas son muy inespecíficos y las pruebas electrocardiográficas normales.

Esta nueva tecnología se basa en un pequeño biochip bioquímicamente programado para detectar proteínas en la saliva capaces de determinar la situación cardiaca en ese momento con la misma precisión que un análisis de sangre. La persona escupe dentro de un tubo, y su saliva es transferida a una tarjeta que contiene el biochip con una batería estándar de biomarcadores cardiacos.

La tarjeta cargada con los datos se inserta en un analizador que determina el resultado. Por tanto, no hay duda de que esta nueva tecnología nos proporcionaría un diagnóstico precoz y oportuno además de poder ser utilizada en diferentes espacios debido a su sencillez.

avances-médicos-insulina

Adiós a las dolorosas inyecciones de insulina

Otro de los avances médicos hoy día han sido los nuevos parches fabricados para el tratamiento con insulina de personas diabéticas. Muy útil y eficaz, además de cómodos, ya que solamente son del tamaño de una moneda pero en forma cuadrada.

Su mayor utilidad radica en que está programado para medir automáticamente la glucemia del individuo, detecta incrementos de azúcar en sangre y si es necesario administrar las dosis de insulina que se requiera en el torrente sanguíneo.

Llamados “parches inteligentes” están compuestos por más de un centenar de pequeñas agujas.

Estas micro agujas son como del tamaño de una pestaña, con microscópicos habitáculos que contienen la insulina y las enzimas que detectan la glucosa a través del fluido intersticial de los poros de los folículos pilosos. Resulta muy cómodo entonces si tenemos en cuenta los constantes chequeos que un diabético tiene que realizarse de su glucemia, a veces en un mismo día, teniendo que pincharse el dedo para extraer una muestra de sangre. Pues con este método alternativo se resolvería esta incómoda rutina, se obtienen mediciones proporcionales a las que se observan en la sangre y no hace falta recurrir a las agujas.

cefalea

Una vacuna contra la migraña

La migraña es una de las cefaleas más frecuentes y gran parte de la población sufre de este padecimiento. Esta tiene un marcado componente genético y además se puede volver incapacitante por la duración de sus crisis, siendo incluso catalogada por la OMS como: “la sexta causa mundial de años de trabajo perdidos”.

Se manifiesta como un dolor de cabeza pulsátil que afecta generalmente un solo lado de la cabeza, aunque puede afectar ambos, acompañado de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz. En este sentido, se ha aprobado recientemente un tratamiento preventivo para esta enfermedad. Se trata de una vacuna cuyo principio es inactivar los neurolépticos CGRP desde donde se desencadenan las migrañas.

Uno de sus inconvenientes es que no tiene efecto inmunizador de por vida, al menos requiere de una inyección cada cuatro semanas y el otro sería su elevado costo, dado que como dijimos al principio de este post muchos de los grandes avances de la actualidad pertenecen al primer mundo, donde los costos ascienden conforme avanza la ciencia. La vacuna se llama Aimovig, aprobada recientemente por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Se ha planteado la ausencia de efectos adversos, aunque sería conveniente vigilar aquellos que se puedan producir a largo plazo y los que se puedan presentar en personas con enfermedades crónicas. Por otra parte, tiene la ventaja de disminuir en un 50% la frecuencia de ataques y de atenuar la intensidad del dolor.

Este sin dudas es uno de los avances médicos con una gran importancia social y económica.

avances-médicos-impresora 3D

Tejidos en 3D

Es increíble cómo ha avanzado la impresión 3D en muchos campos y la medicina no es una excepción, siendo otra de los tantos que se beneficia de esta tecnología innovadora.

En este sentido, muchos han sido los avances que se han logrado en la llamada medicina regenerativa. Los científicos han conseguido imitar el tejido osteocondral, creando un material lleno de poros para que una vez implantado, las células del paciente y los vasos sanguíneos se infiltren en él.

Esto se está realizando con el objetivo de curar a los deportistas de alto rendimiento que sufren desgastes de los cartílagos, tejido muy difícil de recuperar. La técnica de bioimpresión permite crear tejidos y órganos con células impresas en 3D, con excelentes resultados; a pesar de que, como es de imaginar, no tengan la complejidad de los tejidos nativos.

Uno de los fines que se ha planteado esta técnica es acabar con los ensayos clínicos con animales, puesto que se podría crear modelos reproducibles de tejidos humanos. Por otra parte, la impresión 3D en medicina permitiría crear prótesis personalizadas, adaptadas a las necesidades y a las tallas que necesita el paciente.

De esta forma entonces no cabe duda de cuanto se avanza y se seguirá avanzando cuando de medicina se trata, la ciencia no se detiene y cada día son más y más los recursos que estarán a nuestra disposición y que debemos conocer.

Te gusta el debate? Deja tu comentario!