5 epidemias que azotaron a la humanidad.

A lo largo de la historia de la humanidad diversas han sido las enfermedades que han causado miles e incluso millones de víctimas alrededor del mundo. Este es un repaso de las 5 enfermedades que discriminando fronteras se han convertido en episodios muy tristes en la historia de la medicina.

La peste de la Guerra del Peloponeso.

También conocida como “la peste de Atenas”, se dice fue la primera gran epidemia  de la que se tenga registro, aproximadamente en el 430 a.C. Aunque no está claro el número total de víctimas, los especialistas calculan que como consecuencia de ella murió un tercio de la población la Grecia Antigua.

Mientras Atenas y Esparta enfrentaban a sus ejércitos por el control del Mediterráneo, es probable que el virus haya llegado en los barcos del puerto de El Pireo, después de haberse originado en Etiopia.

Según investigaciones recientes, esta enfermedad, fue en realidad una epidemia de fiebre tifoidea, enfermedad provocada por la bacteria Salmonella tiphy.

La peste bubónica.

Esta mortífera enfermedad se contagia a través de las pulgas de las ratas infectadas por el bacilo de Yersinia pestis.

Aunque la enfermedad tiene victimas hasta en nuestros días, lo cierto es que a lo largo de sus  1.500 años de historia, ha habido varios brotes, con mayores o menores consecuencias, y se calcula que ha cobrado la vida de 200 millones de personas en total.

La conocida como Plaga de Justinano pasó a la historia como la primera expansión de esta peste, ocurrida entre los años 541 y 542 d.C.

La peste negra.

Conocemos con el nombre de Peste Negra, a la gran epidemia que desde 1347 a 1350 azotó a casi todo el continente europeo. Es otro tipo de peste causada por el bacilo de Yersinia.

Todo induce a pensar que la epidemia provenía de Asia, probablemente de la India, y que llegó a Europa como consecuencia de los contactos comerciales que las grandes potencias mercantiles de Italia a sostenían con el próximo oriente. Se estima que causó hasta 25 millones de muertes, muy cerca de la mitad de la población mundial en esos momentos.

La gripe española.

Esta letal pandemia fue una de las más graves de la historia moderna. Esta gripe acabó con la vida de entre el 3% y el 6% de la población mundial en  solo un par de años. Es decir, entre 1918 y 1920 se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas  en todo el planeta, ahondando aún más los estragos causados por la Primera Guerra Mundial.

España, fue el primer país en informar de su existencia y consecuencias, ya que otros países como Francia, donde puedieron surgir los primeros casos, censuraban la información para evitar desmoralizar a la población.

Distintas investigaciones han determinado que el virus de esta pandemia surgió poco antes de 1918 a partir de la adquisición de material genético de un virus de la gripe aviar por el virus H1 humano circulante, que probablemente había entrado en contacto con la población humana algunos años antes.

La viruela.

Es una enfermedad infecciosa causada por el virus Variola, y no solo ha sido la pandemia que más muertos ha  causado en la historia de la humanidad, sino que además ha dejado a millones de personas con marcas imborrables en la piel.

Esta enfermedad provoca  la aparición de numerosas pústulas por todo el cuerpo. La muerte llega por fiebre alta, deshidratación y complicaciones derivadas.

La viruela llegó a ser tan letal que solo el 30% de los infectados lograba recuperarse.

El de la viruela es un virus que solo afecta a humanos (en su variante infecciosa), y su transmisión es muy parecida a la del Ébola: mediante  fluidos corporales y contacto directo. La enfermedad, según se calcula, ha matado a más de 300 millones de personas a lo largo de su existencia.

Afortunadamente se considera como una de las dos enfermedades, junto a la peste bovina, ‘erradicadas’.

¿Te pareció interesante este post? Comenta y comparte.

Te gusta el debate? Deja tu comentario!