Estudiar medicina. ¿Cómo ganar 3 horas de estudio eficiente al día?

La universidad es una de las etapas más importantes en la vida de millones de seres humanos, es en ese espacio en que damos grandes pasos: consolidamos nuestra personalidad, cambiamos nuestra forma de pensar y comenzamos a plantearnos un proyecto de vida.

Es una etapa bella y divertida, un mundo de conocimiento y oportunidades que comenzamos a andar, pero también es un carrusel de acontecimiento y de tomas de decisiones importante en la vida de cualquier estudiante, es un ir y venir vertiginoso de nuevas opciones.

Esas ventajas y retos hacen que nos esforcemos al máximo porque queremos rendir en todo: queremos aprender bien las materias, alcanzar buenas notas, pasar todo el tiempo con nuestra pareja (o conseguir una), emprender esos proyectos que van apareciendo por el camino y sacar cómo es lógico algún tiempo para diversión.

Esa es la situación de la mayoría de los estudiantes universitarios en el mundo entero, imagina ahora si además de toda esa carga estudias MEDICINA!!!

Pues entonces el desafío es mucho mayor, sabes que cualquier contenido por aburrido o inútil que parezca puede ser importante y la sociedad, una vez alcances el grado, te exigirá muchísimo, ni hablar de los pacientes, esa razón de ser de todo médico que esperaran que tus conocimientos lo puedan ayudar.

¿Cómo conseguir tiempo para estudiar eficientemente sin dejar de vivir?

En fin que es un gran drama conseguir tiempo para hacer todo lo que debemos (o queremos) hacer en la universidad médica. El tiempo es un recurso que no se puede recuperar, lo perdemos y punto.

Todos nos hemos visto apretadísimos con el tiempo, pero muchos hemos aprendido a hacer que nuestros días incluyan 3 horas para estudiar eficientemente.

Parece un farol ese título para atraer visitantes al blog pero te voy a demostrar que no es así y que incluso tú también puedes convertir tu día, si te convenzo espero que comentes en el blog y además que lo compartas con tus amigos.

¿Trato hecho?

Para demostrar cómo alargar nuestro día vamos a hacer un ejercicio de comparación entre cual es la rutina de estudiante durante las 24 horas que le regala el dios Cronos cada día y la rutina que propongo:

Rutina (llamémosla standard) en un día average:

7:00 AM Se despierta, se levanta de la cama, se asea, desayuna, se viste para acudir a clases.

8:30 AM Comienzan las clases.

12:00 PM Hora de almuerzo.

2:00 PM Clases otra vez.

4:00 PM Terminan las clases y/o las prácticas y nos vamos a descansar.

4:30 PM Actividades extracurriculares (jugar futbol, tocar un instrumento o pasar tiempo con tu pareja)

7:30 PM Baño, comida.

8:30 PM Comenzamos estudiar la materia hasta altas horas de la noche luchando valientemente con ese sueño que nos invade cuando queremos estudiar.

12: 30 AM El sueño nos acaba de vencer y nos acostamos a dormir.

7:30 AM Nuestro días vuelve a empezar.

Estamos hablando de un día de universidad bien cargado. Ahora imagina que todo eso transcurre cíclicamente durante el semestre, terminamos agotadísimos, entonces la última semana del semestre tenemos un problema inmenso pues todavía no dominamos todo el contenido para el examen.

Ahí toca decir adiós al tiempo “libre”, a las actividades extracurriculares, a tu pareja, a tu vida social y toca encajar los codos sobre la mesa y estar horas y horas estudiando en una maratón psicodélica.

De pronto estamos dentro del círculo vicioso del estudiante: no aprende el contenido porque está muy estresado y agotado, claro se entiende que se encuentra agotado y estresado porque su tiempo libre lo ha transformado en largas horas de “combate” con el contenido que necesita aprender.

Rutina que propongo (la que llevo hace al menos 6 años):

5:00 AM

-Me despierto y voy directo a estudiar el contenido seleccionado el día anterior (siempre escojo un tema en específico al cual le dedico unos 90 minutos para leerlo completo). La noche anterior me duermo después de haber escogido el tema y el libro por el que lo leeré.

Una variante que utilicé mucho tiempo fue dedicar los primeros 30 minutos de mi día realizando ejercicio físico.

Nota: Por aquí ya voy sumando 2 horas y 30 minutos a mi día. Seguro estarás diciendo: “pero al final duermes menos claro que tienes más tiempo”, pues es solo una ilusión y al final haremos cuenta. Además está hora es una de las mejores para estudiar durante el día debido muchos factores que explicaré en otro post.

6:30 AM Desayuno, me aseo (es recomendable tomar una ducha) y me preparo para asistir a clases.

8:30 AM Comienzan las clases.

12:00 PM Hora de almuerzo.

-Durante este tiempo que puede ser por lo general más de un hora dedico unos 20 minutos a almorzar algo y busco algún lugar para leer un rato y al menos familiarizarme con el contenido. Sumamos 1 hora y 40 minutos.

2:00 PM Clases otra vez.

4:00 PM Terminan las clases y/o las prácticas y nos vamos a descansar.

7:30 PM A bañarse y después preparar algo para comer.

8:30 PM Me tomo un tiempo para el esparcimiento (le que quieras hacer).

10:00 PM Vuelvo a leer el mismo contenido de la mañana, ahora en una pasada más rápida y profundizando en los aspectos más importantes. Hasta que el sueño me invade, fíjense bien: considero que es terrible para el rendimiento académico no dormir lo suficiente.

Aquí sumamos 1 Hora más de estudio eficiente.

11:00 PM Me acuesto a dormir o si no tengo sueño todavía leo algún libro o solo miro la TV.

5:00 AM Un nuevo día comienza.

Al final del día tenemos 2 y media horas + 1 hora digamos que como margen de error dejamos la cuenta en 3 horas.

No parece gran cosa pero estamos hablando de 3 horas de estudio eficiente, calculemos esta rutina durante 6 días a la semana (18 horas), ahora hagamos la cuenta durante un mes (72 horas), imaginemos un semestre (432 horas) o sea tienes acumulado en tu semestre 18 días completos de estudio eficiente, digamos que tienes que rendir en 3 asignaturas entonces tocan a 6 días de estudio eficiente por asignatura.

Con este método decimos adiós a las largas maratones una semana antes del examen.

Al principio esta rutina es agotadora y te hará dudar pero si pones empeño y perseverancia al final terminarás adaptándote e incluso te sentirás raro cuando no la ejecutes.

AHHHHHH, y se me olvidaba tampoco recomiendo hacer resúmenes de toda la materia. ¿Qué quieres saber por qué? Pues dale LIKE, COMPÁRTELO y SUSCRÍBETE para el próximo post de este tema.

Te gusta el debate? Deja tu comentario!