craneo humano para aprender anatomía

6 consejos importantes para aprender anatomía.

En la universidad médica resulta impactante la anatomía, todos antes de entrar pensamos que aprender anatomía será fácil: “…ah tengo que saberme el nombre de tal músculo y de los huesos de la mano y saber cómo funciona tal articulación…”. Pues de entrada te cuento que para nada es así, aprender anatomía es un desafío enorme ya que tendrás que aprenderte cada órgano del organismo humano con precisiones y detalles (tamaña, forma, localización, relaciones anatómicas). Es muchísimo contenido el que tendrás que aprender en el menor tiempo posible para lograr ese objetivo seguro te estarás preguntando:

Te puede interesar este post: ¿Cual es el mejor libro para estudiar anatomía?

¿Debo ser un superdotado para lograrlo?

¿Tengo que decir adiós a mi vida social y enclaustrarme en mi habitación a estudiar?

No, absolutamente no. Cuando se decide aprender anatomía se trata de aprovechar al máximo los momentos oportunos con sistematicidad. En este post encontrarán 6 consejos importantes para aprender anatomía (yo los he empleado en su momento).

  1. Aprovecha el tiempo de aprendizaje al máximo.

(¿Tiempo = Resultado? Nooo)

Tradicionalmente nos enseñan que si pasamos mucho tiempo estudiando alguna asignatura aprenderemos más y lograremos buenos resultados, pues al parecer hemos sido engañados. No les llama la atención ver a algún compañero de curso que se pasa horas y horas en la biblioteca estudiando y sin embargo saca malas notas, pues ese fenómeno se explica de dos formas posibles: no tiene la inteligencia necesaria o en realidad no tiene las habilidades necesarias para aprender y pasa horas “labrando en el mar”.

Si de verdad quieres aprender a mí me ha funcionado ser sistemático y cambiar una maratón de 5 ó 6 horas diarias 3 semanas antes del examen por 1 hora, lee esto bien: 1 hora diaria de estudio!!!

¿Dónde está el secreto?

El secreto está en escoger muy bien esa hora de estudio “intensivo”.

Debe ser una hora de nuestra jornada en la que no  estemos agotados física ni mentalmente, no tengamos distracciones potenciales a nuestro alrededor, podamos descansar algunas horas  después de terminar el estudio. De preferencia debe ser el mismo horario todos los días para utilizando el ritmo circadiano maximizar nuestro rendimiento en ese ritual que es aprender anatomía.

Mi horario preferido es 5:00 AM, muy tranquilo, cero distracciones, cero cansancio.

  1. Visualizar es mucho más importante que repetir.

Olvida esa práctica de repetir todo el contenido una y otra vez en tu mente o en voz alta, estás malgastando tu tiempo, si de anatomía se trata lo importante es visualizar o sea dibujar en nuestra mente el órgano en estudio y ser capaz de proyectarlo sobre una hoja y señalar o describir varios detalles anatómicos. Hay un montón de buenos libros de anatomía que nos pueden ayudar a realizar este algoritmo.

  1. Realiza esquemas, no resúmenes.

La mejor forma de comenzar a aprender algo es a través de esquemas, no los que vienen en los libros de texto!!! ¡Es mucho mejor con esquemas realizados por ti mismo!

Los esquemas de estudios anatómicos por lo general pueden estar acompañados de esbozos temáticos en cada caso, no hace falta ser una gran dibujante solo basta que puedas entender los esquemas y dibujos que realizas.

Los esquemas se construyen más fácil y  nos ayudan a crear mapas de conocimientos en nuestra mente, los resúmenes en cambio nos consumen mucho tiempo transcribiendo lo que podemos leer en el libro.

  1. Utiliza reglas Mnemotécnicas.

Nuestro cerebro es un gran almacén lleno de información, en ocasiones resulta complicado acceder a determinada información necesaria en algún momento, para hacer este procedimiento mucho más simple, una de las habilidades que debe desarrollar todo estudiante de medicina es la de crear reglas o recursos mnemotécnicos que lo ayuden a “indexar” todo ese conocimiento del que somos “víctimas” durante los estudios de medicina.

En este blog dedicamos una sección completa a  reglas mnemotécnicas.

  1. Comprueba periódicamente tus conocimientos.

Para comprobar cuanto has aprendido no debes esperar a estar frente al examen final, debes ir durante todo el semestre realizando mini test de lo que ya has estudiado, puedes realizar tus propios test (pero resulta aburrido y poco desafiante). Te recomiendo buscar un compañer@ de estudios, fíjate bien no un grupo de 5 amigos con una cantidad grande de distracciones en todo momento.

  1. Elige correctamente la bibliografía que necesitas antes de comenzar.

El acceso a la información es increíble en la actualidad, muchas veces puedes pasar horas eligiendo si leer anatomía de la medula espinal por un libro u otro. Cuesta mucho tiempo tener el conocimiento necesario para elegir libro es mejor para estudiar la anatomía de determinado sistema u órgano.

Aprender anatomía se trata de diseñar, planificar y ejecutar el “plan de ataque” que más te resulte.

Un comentario

Te gusta el debate? Deja tu comentario!